“Jonah Hex”, cuando Megan Fox no basta

Este fin de semana, dentro de las proyecciones del 43 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (Sitges 2010), he tenido la oportunidad de ver un filme que me despertaba gran interés, “Jonah Hex”. Cuando habíamos hablado de esta película, los redactores de Extracine siempre la habíamos mirado con cierta incertidumbre, ya que por un lado estaba el hecho de contar con grandes nombres como Josh Brolin, Megan Fox o John Malkovich en su reparto y por otro, la poca repercusión a nivel mediático que había tenido. Ahora sé por qué.

Situémonos, Jonah Hex es un personaje de comic de la DC creado por John Albano con ilustraciones de Tony Dezuniga que ha sido llevado al cine de la mano de Jimmy Hayward, animador en películas de Pixar como “Monsters Inc.” o “Finding Nemo” (¡Parece mentira!) y que se estrenó en USA el 18 de junio. Respecto a su estreno en España, un dato inquietante, justo antes de dar inicio la proyección el speaker del festival nos decía:

Me piden que os recuerde que Jonah Hex aparecerá en DVD y Blu-ray el próximo mes de Noviembre.

La cara de los presentes fue bastante curiosa ante la posibilidad de que una película de estas características fuera a llegar directamente en formato doméstico sin pasar por los cines, pero así es. Tras investigarlo un poco puedo confirmaros que, al menos en España, el Blu-ray tiene prevista su salida el próximo 30 de Noviembre.

Tras el desconcierto inicial comenzó la película y poco a poco todas las piezas empezaron a encajar. El argumento, sencillo. Durante la guerra de secesión norteamericana, Hex (Josh Brolin) es un soldado del bando confederado que decide denunciar los abusos e ilegalidades cometidos por algunos de sus oficiales, lo que le llevará a acabar con la vida del hijo de Quentin Turnbull (Malkovich). Como venganza, este asesinará a la mujer y al hijo de Hex ante sus propios ojos, causándole una quemadura en su rostro como recuerdo y abandonándolo a su suerte. Para fortuna de Hex, la tribu india de los Chow dará con él cuando se debate entre la vida y la muerte. A través de la práctica de un místico ritual conseguirán que se quede “a este lado”, pero con la facultad de poder comunicarse con los muertos. Una vez recuperado, Hex tratará de vengarse de Turnbull hasta que descubre que éste ha muerto a causa de un incendio y decide emplearse como cazarecompensas para tener alguien en quien centrar toda su ira y odio interior, a la vez que gana algo de dinero. Todo cambiará cuando el gobierno del presidente Grant descubre que Turnbull sigue vivo, planeando un ataque terrorista contra el capitolio, y decide recurrir al hombre adecuado para detenerlo, Jonah Hex.

Como habréis podido observar no he mencionado el nombre de Megan Fox, ni de su personaje, Lilah, en la descripción del argumento. Es intencionado. Personalmente opino que siempre es un placer ver a Fox en la pantalla, y coincido con los que aseguraron que el atuendo del oeste le sienta de miedo, pero lo cierto es que su personaje es tan prescindible y forzado que podría sacárselo de la película sin que la historia se resintiera. Demostrado. En lo que respecta al resto de interpretaciones, Brolin está correcto con la faceta de tipo duro, sin brillar tampoco, y Malkovich es un gran actor, pero desde luego nadie le recordará por Quentin Turnbull. Un problema al darnos cuenta que ni el héroe ni el villano poseen el suficiente carisma como para engancharnos.

Entrando a valorar la película en sí, decir que en ocasiones es lenta, incuso aburrida y las escenas resultan tan inconexas a veces que cuesta situarse en la historia. Se abusa de las explosiones y se introducen con muy poco savoir faire los elementos mecánicos, que acaban resultando un poco “cutres”. Si DC espera ponerse a la altura de Marvel con producciones como esta, va a tener que esforzarse un poco más, pues aunque siendo (muy) condescendiente podría decirse que al menos es entretenida, la verdad es que no da la talla. Sobre todo teniendo en cuenta las posibilidades que tenía.

dos estrellas

Fotos: Jonah Hex Movie