Javier Bardem en una posible película sobre los mineros chilenos

La noticia no es tan agradable como uno esperaría: sabemos que en estos tiempos de velocidad en la comunicación de la información cada minuto vale oro, y que hay que estar al tanto de todo con el objetivo de tener siempre para ofrecer ese producto que de una manera u otra reluce detrás de cada cosa que compramos: la novedad. Según Times Live, el actor Javier Bardem estaría en la lista de los candidatos a protagonizar una película que dramatice el accidente de los 33 mineros chilenos que, en estas horas, parece alcanzar por fin un desenlace satisfactorio.

33 mineros chilenos encerrados en una mina a más de 600 metros bajo tierra: lo que constituye una obvia tragedia que habría que tener en cuenta en la medida en que muestra nuevamente las terribles condiciones laborales en las que se encuentran las personas dedicadas a este rubro, al mismo tiempo que ha funcionado como noticia que alimenta el ansia de novedad de la opinión pública, cosa que señalamos más arriba, ahora pasa pronto a convertirse en un rentable proyecto cinematográfico que seguramente tendrá a los capitales de las grandes productoras aguardando a cada minuto para llegar a una negociación satisfactoria y llegar a la tan ansiada película --- me imagino a un batallón de guionistas escribiendo en la oscuridad, encerrados pero ya de otra manera, tratando de lograr un borrador atractivo que se pueda vender con facilidad ---.

Ahora, este tipo de noticias tiene que invitarnos a una reflexión: ¿cómo puede ser que, sin tener todavía confirmada del todo el rescate de todos los mineros atrapados, no sólo tengamos la noticias de que se va a realizar una película, sino que también hay un actor como protagonista en la lista de espera? ¿Se debe tomar esta nota como un acto cínico de un mercado que ya poco le importa la tragedia, salvo a título de material de blockbuster?

Muchos tweets que han llegado a mi cuenta consideran un tanto bochornoso el comportamiento del actual presidente chileno, quien ha utilizado el acto como estrategia política para reforzar su imagen pública luego de haber asumido el mando recientemente. En estos momentos, las noticias acerca de lo que sucederá con el resto de los mineros en incierta, aunque se estima que en el día de hoy todos serán oportunamente rescatados. No sabremos cómo va a terminar la situación, pero insisto, situaciones como estas nos demuestran que la producción de simulacros en estas instancias de la industria cultural, esto es, la pérdida de nitidez entre la ficción y la realidad, categorías que no podemos discutir pero que sí podemos reconocer como puestas una dentro de la otra, es asombrosa: lo que le sucedió a estos trabajadores chilenos no es otra cosa que materia prima dramática cultural.

Vía: Times Live | Foto: Imágenes Fotos