Top 3: Mis trilogías favoritas

Hoy vamos a hacer algo tan prolífico y controvertido en el mundo del cine como es una lista. Por supuesto esto es algo completamente subjetivo y sujeto a los gustos de cada uno y lo bueno es que cada uno pueda aportar su opinión justificándola, aunque los demás no la compartan.

Estamos en un época del cine actual donde la originalidad brilla por su ausencia, especialmente en Hollywood. El beneficio en taquilla está por encima del arte y los estudios piensan que cuando algo funciona para qué cambiarlo. Por supuesto siempre hay excepciones y nos encontramos con algunas películas norteamericanas muy interesantes y que no tratan al espectador como un bolsillo al que expoliar. Sin embargo, desgraciadamente, cada vez se dan más sagas —y cada vez más largas— donde el éxito de la primera película provocó que no haya ningún tipo de tapujos en explotarlas todo lo posible.

Ejemplos de ello son "Saw", que con la altísima rentabilidad que obtuvo por la primera cinta no tuvieron impedimento en alargar la historia hasta límites irrisorios, y dentro de poco estrenarán la séptima entrega. También hay casos como las películas sobre superhéroes que no tienen problema en hacer todas las secuelas que haga falta mientras sigan rentando, puesto que siempre podrán sacar nuevos enemigos del cómic que introducir en la gran pantalla.

También hay otra línea de sagas, como las que están basadas en obras literarias, cuyo material original es tan denso que adaptarlo decentemente en una sola película sería prácticamente imposible. Así nos encontramos trilogías como "The Lord of the Rings" o incluso heptalogías —con el último libro dividido en dos películas— como la de "Harry Potter".

Hay muchas sagas a lo largo de la historia del cine, algunas de ellas míticas y que marcaron un antes y un después con su estreno, pero yo quiero centrarme en las tres que más me han gustado y que me parecen las mejores que he visto:

The Matrix

En el tercer puesto pondría a la trilogía de "The Matrix". Con esta saga, al juzgarla como una obra completa, el principal problema que surge es el de la diferencia de calidad entre cada una de las películas. Podemos tomar la primera de ellas como una obra completa por sí misma mientras que la 2 y la 3 conformarían un segundo grupo casi independiente. No parecen estar hechos por los mismos directores, pese a que ellos la idearon como una trilogía. También hay que tener en cuenta las dificultades de producción que tuvieron con la primera, ya que si no hubiera triunfado no se habrían hecho más.

Sin embargo creo que lo que juega a su favor es la enorme originalidad que impregna cada uno de sus fotogramas, el haberse convertido en el paradigma de la cultura ciberpunk y sobre todo haber conseguido aunar, especialmente en la primera parte, una potencia visual arrolladora de efectos especiales irrepetibles con una trama y unas connotaciones filosóficas complejas y elaboradas. Además las influencias que tiene la obra de la cultura oriental, tanto del anime como del manga, se han sabido trasladar perfectamente a la cultura occidental.

The Dollar Trilogy

Ya sé que no es una trilogía al uso, puesto que Leone nunca las bautizó como segunda o tercera parte. Sin embargo el estilo tan singular de las tres, la utilización del mismo personaje interpretado por Clint Eastwood—sólo nombrado con apodos o a veces ni eso— y que definieron el estilo del spaguetti western, ese subgénero tan prolífico en los años 60 y 70, provoca que se puedan englobar en el mismo grupo.

Formada por "A Fistful of Dollars" (1964), "For A Few Dollars More" (1965) y "The Good, The Bad And The Ugly" (1966) suponen la revisión de un género tan clásico y norteamericano como es el western por un italiano que ni siquiera las rodó en Estados Unidos. Sin embargo en ellas podemos comprobar algunos de los elementos que renovaron el western y que lo volvieron a poner en la primera línea de producciones como los breves diálogos donde apenas se decía nada, el uso tanto de planos exageradamente generales como de planos detalle —especialmente para mostrar los ojos de los personajes— y sobre todo el uso del tiempo. Leone conseguía que sus duelos fuesen especialmente dramáticos con escenas larguísimas que iban creciendo en dramatismo para concluir en un emocionante clímax, sin que al espectador se le hiciera monótono. Y qué decir de la música de Ennio Morricone.

Toy Story

Y por último, en el primer puesto, obligatoriamente tengo que elegir la trilogía de "Toy Story". El principal motivo de esta elección: que después de tres películas la calidad de todas ellas está por encima de muchísimas otras y que han conseguido mantener el listón tan alto e incluso lo han superado.

Hay que tener en cuenta que la primera película de la saga fue el primer largometraje realizado enteramente por ordenador, un hito dentro de la historia de la animación y del cine en general. Sin embargo Lasseter, en vez de bombardear al espectador con todas las posibilidades visuales que le ofrecía esta nueva rama digital, prefirió crear una historia compleja, con un sólido guión y con unos personajes tan trabajados que muchos guionistas de Hollywood sueñan con crear. Así demostraron que la animación puede ser disfrutada tanto por niños como por adultos.

Pero lo más importante de todo no es que crearan esta obra maestra, sino que hayan conseguido mantener el nivel tan alto durante dos entregas posteriores, manteniendo los elementos que las convierten en una historia única y añadiendo nuevos para aportar mayor riqueza a las subtramas. Personalmente creo que las relaciones entre los personajes, en cualquiera de las tres películas, son de las mejores que he podido ver en una pantalla de cine.

Sé que me dejo fuera algunas sagas míticas como "Star Wars" o "The Godfather", pero sólo podía elegir tres y creo que esas son las más acordes a mis gustos. Ahora os toca elegir a vosotros.

Fotos: Rubenhector, Elcofrecito y Disneydreaming