«Toyer»: el demorado proyecto de Brian de Palma

Sabemos que Brian de Palma es uno de esos directores clásicos --- me atrevo a darle un lugar contundente en la producción filmográfica de los últimos 30 años --- que pueden reconocerse perfectamente por un estilo marcado y una clara afición a realizar, en sus películas, pequeños homenajes cinematográficos --- a Hitchcock, por caso, o a "El Acorazado Potemkin", película fundamental de la historia del cine: revisen la escena de las escaleras de "The Untouchables" (1987), sino---. Además de todo esto, De Palma también parece tener mucha constancia: según Empire Online, el director volvió a insistir con la posible adaptación de la novela de Gardner McKay "Toyer", película en la cual está interesado en llevar adelante desde hace, mínimo, seis años. Ahora, aparentemente, estaría muy cerca de llevar su anhelo a la realidad.

El citado director se unió a los productores de cine indie Tarak Ben Ammar y Scott Steindorff por llegar a buen puerto con el proyecto. La historia cuenta un extraño caso en donde varias mujeres sumamente bellas son abducidas luego de ser acosadas mediante extrañas tretas psicológicas: ¿qué les sucede luego? Son colocadas en un estado de coma permanente. La justicia, sin embargo, se encuentra con las manos atadas, ya que al no cometer ningún tipo de asesinato, el culpable no puede ser arrestado gracias a esos extraños baches en el derecho que se dan muy de vez en cuando. Con la policía ocupada en otros crímenes, este tipo de casos no tiene precisamente la más alta prioridad en la agenda.

¿Quién se hará cargo de todo, entonces? Una neuróloga y un editor de diarios que tratan de que el sospechoso confiese un crímen aún más serio para activar el arsenal legal.

Según James White, responsable de la nota, la idea de De Palma de cambiar el escenario de Los Angeles a Venecia le permitirá al director llevar adelante su popular estilo de cambio de identidades al situar la acción durante la época de los Carnavales. claro está, debido a la fuerte carga cuasi-religiosa del evento, se tendría que armar un Carnaval de la nada, ya que es bastante difícil conseguir el permiso para situarse estrictamente en el medio del evento.

Ojalá podamos ver en breve este trabajo de un director más que respetable, uno de esas personas relacionadas con el mundo del cine que ya han forjado un estilo --- algo sumamente raro de ver en estos días---.

Vía: Empire Online | Foto: Weird Wednesday