“Salt” sin pimienta: una apuesta obsoleta

El último vehículo para el lucimiento de Angelina Jolie, "Salt", es un filme fallido y obsoleto que pudiendo haber sido un simpático Hitchcock en la onda del falso culpable que tiene que demostrar su inocencia, no hace más que evidenciar la anunciada ineficacia como director de Phillip Noyce desde títulos como "Sliver", "The Saint" o "The Quiet American".

Evelyn Salt (Angelina Jolie), trabaja para la CIA, donde practica a doblar servilletas para hacerle creer a su marido que no es una arrogante y eficiente espía, sino una humilde y eficiente ama de casa. En un interrogatorio de menos de 25 minutos ---porque ella tiene que ir a celebrar su aniversario con su maridito--- Salt es destapada por su prisionero, quien asegura que no es más que una doble agente rusa con la misión de atentar contra el presidente ruso en suelo estadounidense, en una rocambolesca conspiración que comenzara cuando Lee Harvey Oswald estuviera en la URSS y asesinara después al presidente John Fitzgerald Kennedy en lo que fuera la primera acción de su plan.

Parece ser que o Kurt Wimmer ---autor del guión de "Law Abidin Citizen", de la que hemos dado cuenta a su tiempo--- no está informado de las noticias y situación del mundo en la actualidad, o le trae sin cuidado.

No sé que resulta menos creíble, si la conspiración de los rusos para destruir el sueño americano o el hecho de que la CIA esté infestada de agentes dobles rusos. Y todo ello a ni diez años del asunto 11-S, con toda la paranoia de control y seguridad que generara en la sociedad estadounidense y del que no asoma rastro alguno en toda la película. No es ni una cuestión de que sea una película de acción, es que simplemente no tiene ni pies ni cabeza.

Si acaso, lo que no puedo eludir es la capacidad de Angelina Jolie para interpretar heroínas absolutamente deshumanizadas a base de caras y poses, auténticos trasuntos femeninos de "MacGyver", más que de otro héroe de acción. Lo cierto es que está más convincente en este tipo de papeles que cuando se involucra en proyectos de otra índole, como "Alexander" o "The Good Shepherd", donde es incapaz de transmitir que es madre o esposa. El resto del reparto no merece la pena ni mencionarlo, ni siquiera a Liev Schreiber, a quien acabamos de ver en otro fiasco de cine de ciencia ficción como era "Repo Men".
1 estrella

Fotos: Cinemanía