Póster de «Howl»: James Franco es Allen Ginsberg

Allen Ginsberg, uno de los poetas ligados al movimiento beatnik de la década del ´50 --- movimiento que, por otra parte, causó una fuerte influencia en todos los jóvenes de la época del hippiesmo de los ´60 y ´70 --- va a tener su biopic en donde James Franco hará las veces de este escritor que cautivó al mundo con un sólo poema, "Howl": tal el título de la película, claro está. Ya habíamos visto el tráiler, ahora tenemos el póster.

La imagen, tal como aclara la página Rope of Silicon, establece una fuerte semejanza con las portadas de los libros, de las novelas, sobre todo, de la época en que Ginsberg comenzaba con su trabajo.

Si bien tendremos que esperar a que la película aparezca en carteleras para poder dar una opinión certera, sinceramente, estoy más que contento que Franco se encargue de interpretar a Ginsberg: visualmente, las semejanzas son notables, y el hecho de que un actor vinculado a diversos proyectos sume un elemento más a su gama de composiciones, un elemento de esta envergadura: sorprende y emociona, claro está.

La película transucrre en el año 1957, donde un joven Ginsberg se encuentra en el medio de un juicio en dond e se trata de determinar si el libro del poeta, el poema en sí, "Howl", debería o no ser censurado. A partir de este evento, el filme reconstruirá la vida del artista, sus comienzos, su aceptación pública de su homosexualidad, su interés por el budismo, diversos elementos puestos en cuestión en el poema.

Por mi parte, me parece pertinente aclarar que, pese al final festivo del tráiler --- en donde Franco recita con alegría ciertos versos alusivos a la libertad que la generación Beat defendía ---. "Howl" es un poema desesperado, repleto de tristeza individual antes que de propuestas "generacionales": el límite con la locura, la percepción de la decadencia, son todas temáticas que acerca más a "The Waste Land" de T.S. Elliot que a la alegría flower power de finales de los sesenta: ¿Cómo si no entender la dedicatoria del poema, "A Carl Solomon", encerrado en un manicomio, evidencia indiscutible de la locura a la cual estamos condenados, a su soledad? ¿Cómo entender aquellas aclaraciones de que todos somos "santos", "ángeles" perdidos en esta tierra baldía?

Pese a estas consideraciones un poco fuera de lugar de mi parte, la película promete mucho, y de antemano anticipo que tiene varios puntos ganados sin que yo, aún, la haya visto. Les dejo el póster como para que vayan poniéndose en clima, y un verso como humilde anticipio:

"¿Qué esfinge de cemento y aluminio abrió sus cráneos y devoró sus cerebros y su imaginación?"

Vía/Foto: Rope of Silicon