¿Kim Kardashian sería la próxima Lara Croft?

Las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla siempre son un tema delicado. Lo primero que nos preocupamos es de la estética, si ésta se parecerá al producto original o si cambiarán todo y harán que parezca algo completamente distinto y fuera de lugar. Lo segundo, siempre, es saber quién va a estar a cargo del papel principal. Quién es el que va a llevar la bandera de lucha porque, todos lo sabemos, siempre hay un personaje característico que hay que adaptar y generalmente no se hace muy bien. Ésa es la piedra de tope.

Hace unos años, cuando Angelina Jolie entró al proyecto de llevar al cine la adaptación de Tomb Raider, creo que todos la aprobamos. Tenía el look parecido, la contextura física apropiada y, querámoslo o no, el papel le calzó como guante de seda. ¿Cuál es el problema, entonces? Pues que nuestra heroína quiso dejar ese papel de lado para poder avanzar por otros lados en su carrera profesional. ¿A qué apuntan los rumores? Pues a que la nueva Lara Croft sería, nada más y nada menos, que la celebridad gringa Kim Kardashian. Y sí, parece que está en conversaciones para que los rumores se concreten.

Según publica el sitio Worst Previews, Kim estaría muy interesada en dar un paso adelante con su carrera de actriz, puesto que es algo que le ha estado dando vueltas en la cabeza hace mucho tiempo. Según informa el medio electrónico, a Kardashian le llegan muchos libretos para que dé el paso a la actuación, pero ella ha mostrado un cierto interés particular en interpretar a la heroína de acción de los videojuegos. De ser así, se rumorea que la nueva Lara Croft tendría un look mucho más parecido al del juego clásico y que estaría enfocada ---la cinta--- hacia un público mucho más adolescente que las anteriores.

No sé ustedes, pero si esta chica llegara a presentar buenas aptitudes para la actuación, yo le daría el pase. Si, después de todo, para interpretar a la aguerrida heroína del videojuego sólo hay que tener buen cuerpo y no tenerle miedo a la aventura.

Vía: Worst Previews | Foto: Exposay