Daniel Monzón prepara una comedia

Lejos de dormirse en los laureles con el éxito abrumador de su último trabajo "Celda 211", Daniel Monzón ha vuelto al trabajo, y huyendo del encasillamiento prepara una comedia totalmente alejada de su éxito carcelario.

Su nueva comedia negra estará ambientada en Inglaterra, por lo que no se descarta que Monzón vuelva a rodar en inglés, tal y como ya lo hizo en "La Caja Kovak".

Daniel Monzón es el más representativo ejemplo de director autodidacta, que ha ido de menos a más. Tras años siendo uno de los críticos de cine más famosos de España, se lanzó a la aventura de dirigir con "El corazón del guerrero", película ambiciosa y bien escrita, pero que rozaba el ridículo por momentos, al tratar un género, el de la fantasía, para el que el cine español no estaba preparado.

Aprendida la lección de no querer ser demasiado ambicioso, su segundo largo "El robo más grande jamás contado" era una divertida comedia de atracos, al más puro estilo del género, con personajes bien escritos y un ritmo endiablado.

Monzón se atrevió entonces con un reparto internacional y a rodar en inglés. Altas miras de nuevo que, ésta vez, llegaron a mejor puerto. Con "La Caja Kovak", Monzón demostró que en España se podía rodar una película de género al más puro estilo Hollywood, con un Timothy Hutton bastante solvente. La película te atrapaba en su intriga desde el comienzo. Aunque su desenlace no estuviera a la altura, Monzón aprobó el ejercicio con Notable.

Y así llegó a "Celda 211", película que, surgiendo de un encargo de los productores, se ha convertido en una de las mejores películas del cine español de los últimos años, cosechando éxitos internacionales allá donde se haya proyectado. Poco queda por decir de ella que no se haya dicho ya. Tan solo que si aún no la han visto, no tarden en hacerlo.

Vía: Europa Press Foto: Las Horas Perdidas