¿Se viene la secuela de «Constantine»?

Tomemos esto como uno de esos rumores mínimos que no sé si valen la pena seguir con tanta fe, pero bueno, de menores cosas han salido proyectos más que interesantes, después de todo. La noticia en cuestión es que Chris Eggertsen, blogger del sitio Bloody Disgusting, ha podido encontrarse con la productora Lauren Shuler Donner en una de las entregas de los Saturn Awards. Después de una pregunta informal, Eggertsen consiguió sacar algo de información con respecto a la tan demorada secuela de "Constantine" (2005). En relación a ella, Shuler Donner dijo:

"Espero que podamos concretar la película. Realmente lo quiero. Tratamos, si estamos ahí, casi llegando, y luego tenemos un par de baches en el camino. Keanu Reeves está involucrado desde el comienzo, todo el mundo lo está. Sólo tenemos un par de baches en el camino."

No es totalmente esperanzador, pero parecería que contamos con el mismo equipo que realizó el filme original, lo cual no podemos determinar si es una noticia agradable o no, considerando que como adaptación de una historieta, flaquea bastante en varios aspectos.

Sé que soy un declarado defensor de la historieta, pero realmente, en términos de llevar a la pantalla una historia alucinante que tiene en su haber sagas increíbles, es bastante pobre. Partamos de la base de que la idea original de John Consantine, personaje de la historieta de Vertigo conocida como "Hellblazer" --- es más: por historietas como estas o "The Sandman" de Neil Gaiman o cualquier cosa que haya hecho Grant Morrison a mediados y finales de los ochenta es que se creo este sello dentro de la DC, línea destinada a historias un poco más jugadas en términos de forma o de contenido ---, era la de introducir dentro de una de las sagas más importantes de "Swamp Thing" a un mago cínico y del cual había que tener cuidado, alguien que se pareciera a Sting, sí, el bajista y cantante de The Police. Podemos decir que ese look fue un capricho de los dibujantes de "Swamp Thing", Stephen Bisette y John Totleben, deseo que fue aceptado por el guionista de esa y muchas historietas más, uno de los grandes del género cuyos trabajos han sido adaptados de la peor manera en los últimos años: seep, hablamos de Alan Moore.

¿Qué hay de ese cínico, ese mago --- no agente infernal, claro --- del cual debemos sospechar segundas intenciones antes que nada no sólo en el look de Reeves, sino en toda la historia narrada en la película? No sé, para mí, poco: esperemos que la secuela puede ofrecer alguna de las excelentes historias que John Constantine tiene bajo la manga de su sobretodo y, esta vez,un poco mejor adaptada.

Vía: Bloody Disgusting | Foto: Librería del Edificio Baxter