«The Back-up Plan», el nada agraciado regreso de Jennifer Lopez

Tengo que confesarlo: ¡soy gran consumidora de comedias románticas!. ¿Por qué? Sencillo de explicar: son un placer culpable que te desconectan del mundo, por unos minutos, para disfrutar del clásico cuento de amor, la princesa y su principe, el primera vista, con todas las variantes que implica. En este rubro, Jennifer Lopez ha figurado en cintas --- ya "clásicos" en el género --- que, si bien no son una joya, nos hacen reír por algún motivo.

A Lopez la hemos visto en: "The Wedding Planner", como la eterna organizadora de bodas, siempre preparando el momento especial para las demás, nunca para ella; "Maid in Manhattan", la mucama neoyorquina, que se enamora del candidato a diputado ¿o senador?… como sea.

"The Back-up Plan" --- debut como director cinematográfico de Alan Poul, productor de "Woman on Top" --- es otra más de estas variantes. Lopez interpreta a Zoe, una exitosa mujer en la mitad de sus treintas, que se da el lujo de dejar atrás un trabajo corporativo para ser la dueña de una tienda de mascotas. Al sentir que nunca llegaría el chico ideal, Zoe decide recurrir a la inseminación artificial para tener un bebé. El mismo día que realiza el procedimiento conoce a Stan (Alex O'Loughlin), en el clásico conflicto neoyorquino ¿quién vio primero el taxi?.

De aquí, amor a primera vista... para él. Para ella todo es más complicado, puesto que no cree en las relaciones estables y, además, descubre que efectivamente está embarazada... y de gemelos. En el desarrollo de la trama se tocan temas de relaciones de poder entre la pareja, el miedo a las relaciones estables, la mujer durante el embarazo, el afrontarse a la idea de ser padre cuando no lo tenía planeado; todo de una manera tan predecible, a la vez tan forzada que en lugar de disfrutar la película, la sufres. Todos sus 106 minutos de duración.

A parte de la trama tan trillada y de los personajes tan mal trazados, uno de los principales problemas de la película son las actuaciones. Jennifer Lopez al inicio es simpática --- a medias ---; durante el cortejo con Stan sigue siendo simpática --- a medias ---. A lo largo del embarazo es detestable --- algo que claramente lo hacen a propósito ---. Y, hacia el final, sigue siendo un personaje a medias; terminas odiándola y, de paso, a la película también. Además no ayuda en nada que no existiera química con Alex O'Loughlin, en ningún momento.

Es triste ver que los momentos más divertidos, los que se llevan la película, son los relacionados con Nuts, el bull dog francés de Zoe, motivo por el que compra la tienda de mascotas --- claro ejemplo del por qué en Hollywood los actores lo piensan dos veces antes de compartir crédito con perros ---. Hasta la participación de un par de minutos de César Millán, el encantador de perros, parece más interesante que los personajes principales. Tampoco es gratuito que le hagan un guiño hacia el final de la película --- algo que simplemente se ve , de nuevo, forzado. Sobre las actuaciones secundarias, destaca la participación de Melissa McCarthy como Carol, quien encabeza el grupo de ayuda a madres solteras.

1 estrella

En conclusión, les aconsejo que eviten la película y, si gustan, pueden esperar a que la emitan en su canal de televisión favorito --- es que algún día la llegan a pasar ---.

Fotos: aceshowbiz