¿Puede dañarnos el 3D?

Edificio en 3 dimensiones

Así como los estudios disfrutan del lanzamiento de precuelas, también disfrutan del lanzamiento de películas en 3D. 2010 sin dudas será un año que se recordará como el del boom de esta tecnología y fue por eso que hace unos días decidía contarles cómo funcionaba el cine en 3D. A raíz de ese artículo algunas personas me preguntaron si podía resultar contraproducente para nuestra salud. Yo no soy médico pero estuve investigando un poco qué es lo que se dice al respecto. Para generar el efecto de las tres dimensiones, se usa el paralaje ---ver el artículo en el que lo explico---. Sin embargo nuestro cerebro es capaz de generar la sensación de profundiad a través de otros mecanismos: hagan la prueba de cerrar un ojo y notarán que no percibimos al mundo plano. Pero si vamos a un cine 3D y cerramos un ojo, no veremos nada saliendo de la pantalla. Aquí ya vemos que entre el 3D y nuestra vida cotidiana hay una diferencia.

Nuestros ojos miden distancia en función de los objetos que nos rodean y además por cómo enfocamos nuestra vista sobre ellos. En la pantalla del cine, todo está a la misma distancia y por eso nos marea un poco al comienzo. Nuestro cerebro nos dice que hay cosas que están más cerca y más lejos, ergo, tenemos que enfocar a diferentes distancias. Pero esto no funciona, por lo que tenemos que olvidarnos de lo que hacemos día a día en la calle. Una vez que nos acostumbramos la película acaba y cuando salimos del cine se puede sentir una ligera sensación de mareo, hasta que volvemos a acostumbrarnos a como era todo antes de entrar a la sala.

Según reporta CNN, hay muy pocas personas que pueden llegar a tener problemas al ver cine en 3D; generalmente se tratará de mareos y un poco de desorientación al comienzo, pero nada serio. También informan que algunas personas no pueden apreciar el efecto 3D, como los que padecen de estrabismo.

La diferencia surge con las nuevas televisiones, ya que ofrecen la posibilidad de pasar varias horas por día frente a ellas y no sólo algunas a la semana. Samsung envía sus equipos con una advertencia médica, dejando claro que imágenes parpadeantes o las luces pueden producir ataques de epilepsia ---aunque no es un efecto propio del 3D--- y agrega que puede aparecer desorientación y efectos que alteren la percepción. Como todo, creo que mientras no se haga en exceso no producirá daños. Mirar horas de televisión por día no termina siendo saludable con o sin 3D. Lo cierto es que tendremos que esperar un par de meses ---o años--- para ver si el 3D se instala como la forma estándar de consumir noticieros, series, etc. y qué efectos reales pueda tener esto sobre nuestras vidas y salud.

Vía: CNN | Foto: Google Earth Blog