Los hermanos Weinstein no recuperarán Miramax de las manos de Disney

Miramax en Venta

Los hermanos Weinstein, Bob y Harvey, no consiguieron comprar otra vez a Miramax, la compañía que fundaron en 1979 y que llamaron como a sus padres ---Miriam y Max---. Disney y los hermanos habían comenzado a negociar un acuerdo de alrededor de $625 millones de dólares para que la compañía volviera al control de sus fundadores, pero según The Wall Street Journal, finalmente se demostró demasiado complicado para ser llevado a cabo.

Esta movida habría juntado a los hermanos con la productora que hizo películas ganadoras de Oscars como "The English Patient" y "Shakespeare in Love". Desde esos tiempos, Miramax se encuentra en caída dentro de un espiral. Los Weinstein dejaron la compañía en 2005, cuando Disney se rehusó a distribuir la película de Michael Moore, "Fahrenheit 9/11". Pero hace unas semanas, antes de que se anunciara que Disney se quería deshacer de Miramax, los hermanos ya estaban pensando en recuperar las riendas, respaldados por el multimillonario Ronald Burkle.

Se sugirió que el trato se hizo añicos porque el público no estaba feliz con el rol de Burkle, quien en el fondo habría sido sólo el hombre del dinero. Por otro lado, la posición que estaban tomando los Winstein era la misma que hace cinco años, con la diferencia de que el empleador ya no sería Disney. Ahora deberán buscar otros ofertantes; aparentemente la colección de más de 700 películas de Miramax genera más de $300 millones de dólares cada año por las ventas de DVD y de televisión, aunque se discute acerca de esas cifras.

Vía: The Guardian | Foto: Byrne Robotics