Joaquin Phoenix no es un rapero, es un cachondo

Se veía venir... Joaquin Phoenix había declarado por activa y por pasiva que se retiraba de la interpretación para dedicarse por completo a su carrera como rapero. Esta aventura iba a ser recogida en un documental por su amigo y cuñado Casey Affleck. Finalmente todos los rumores se han confirmado, y esto no era más que una broma de la pareja que rodaban el mockumentary "I'm still here: The last year of Joaquin Phoenix", cuyos visionados comenzaron la semana pasada en las oficinas de William Morris Endeavour.

El show que montó con David Letterman, y todo, todo lo que ha vivido Phoenix durante éste año no era mas que parte del rodaje de este "falso documental" en el que, según los que lo han visto, la estrella sale esnifando coca, teniendo sexo oral y atacando a todo el que se le cruza. Para colmo, según dicen, al final no queda muy claro si realmente todo es mentira o no. ¡Como buen mockumentary!

Vía y Foto: El País