Apareció el segundo tráiler de «Splice»

De esta película se viene hablando desde hace rato, hasta el punto de que ya en octubre del año pasado uno de nuestros compañeros posteó una observación acerca de los dilemas que plantea el film con respecto a la manipulación genética --- para revisar tal entrada, entren aquí---. Y pese a todo eso, a la existencia inclusive de clips completos del film que también han sido publicados en este sitio --- aquí ---, ha aparecido recientemente el segundo tráiler oficial del film "Splice" que marca el gran-regreso-gran a la pantalla de Vincenzo Natali, recordado director de "Cube"(1997).

Sí, se ha hablado mucho de esta película y, en principio, por una razón bastante mundana: tuvo fecha de estreno en España a finales del año pasado en el marco del festival de Sitges, reconocido espacio en donde se premian las películas de Fantasía y Ciencia Ficción. La fecha oficial de estreno en USA está pautada para el 4 de junio del corriente año.

La trama es bastante espeluznante dede su planteo inicial: dos científicos experimentan con ADN humano como inmediato paso posterior a sus ya exitosas realizaciones dentro del campo de la experimentación con ADN de animales. Pese a que nunca obtuvieron ningún tipo de aprobación oficial --- más que por el dilema ético, por el qué dirán---, los doctores en cuestión incurren en la combinación de materiales genéticos provenientes tanto de animales como de humanos, de un sexo y de otro, hasta hacer aparecer a Dren, una especie de supra-ser que --- aparentemente--- tendría las ventajas de ambas especie y, claro está, la misma sed de sangre.

Protagonizada por Adrien Brody y Sarah Polley, el film parece funcionar como una de esas clásicas películas de terror que se mete en el campo de la Ciencia Ficción con el fin de explotar el costado más ético del asunto: recordemos que todo film de Ciencia Ficción es un planteo efectivo, una apuesta, una crítica a un momento particular de la actualidad: los invasores extraterrestres nos recuerdan los peligros de una invasión comunista, como pasaba en el imaginario de los filmes de las películas de los ´60; o como demuestra todo el cine de David Cronenberg, persiste en el hombre el muy humano intento de buscar nuevas formas corporales, llegando al punto de la experimentación científica-cuasi-religiosa para alcanzar tal fin.

Aquí, la idea parece señalar un peligro potencial de la experimentación con la vida del hombre, un dilema que claro está trabaja específicamente la bio-ética, pero que puede rastrearse en la historia del hombre en diferentes momentos no muy lejanos en el tiempo, como las experimentaciones Nazis con los encerrados en los campos de concentración. El ideal del hombre nuevo, aunque parece un tema fuera de moda en el plano político, se conserva aún en el científico, espacio donde siempre se ha reclamado una independiencia con respecto a todo planteo externo que dificulte el libre accionar del profesional. ¿Apuntará al peligro de una ciencia "desvinculada" de la política? Pese a cualquier instancia crítica, de más está decir que el film ofrece algún que otro muerto, algún que otro susto con el que alimentar nuestro vouyerista gusto por el desastre. O si no, a mirar el tráiler, nomás.

Vía: Hollywood.com | Foto: Bloody Disgusting