Tommy Wirkola y sus zombies nazis vuelven en 3D

Una noticia así era de esperarse: la secuela de un hit gory y la tecnología 3D hoy parecen constituirse en una apuesta segura y así lo entienden los estudios y realizadores.

Cuando Tommy Wirkola estrenó “Død snø (Dead Snow)” en 2009, muchos fuimos los interesados por tan curioso mashup de monstruos: zombies nazisHannah Arendt se revuelve en su tumba ante la homologación monstruo-nazi que oficia el film: recordemos su concepto de “banalidad del mal”—. Sin embargo, la sinopsis de “Død snø” apostaba por otra cosa, el mondo bizarro era su horizonte.

Porque vamos, que una película que trata sobre unas pequeñas vacaciones invernales de un grupo de estudiantes de medicina en la montaña, transformada en pesadilla por la amenaza de zombies nazis —cuánta z—, no puede ser más que una apuesta por el guión desatado, más allá de cualquier análisis moral —la moral y la ficción duermen en dormitorios separados.

En cuanto a la secuela del film de Wirkola, todavía debemos esperar un tiempo: el director debe terminar todavía “Hansel and Gretel: Witch Hunters”. Para los que vieron el film, la idea de una secuela no es algo disparatado, el punto está en que no sea más de lo mismo. El miedo aquí es que Wirkola apueste sólo por el gimmick del 3D y se olvide del resto. Pero a no preocuparse, porque el director ha dicho que están trabajando con la idea de los nazis zombies buscando invadir el norte de Noruega.

Vía: BeyondHollywood | Foto: IWatchStuff