¿Tan distinto es un fan de “Star Wars” de uno de “Sex and the City 2”?

La compra adelantada no es algo que sorprenda en el box office estadounidense para los estrenos superhyped del verano.

Ocurre que generalmente este fenómeno se apoya en el gen geek que despierta en el público la compulsión del disfraz y la personificación.

Pues bien, para este verano, la película que ha generado grandes cantidades de expectativa acumulada entre el fandom y explotado la preventa no es otra que “Sex and the City 2”.

Según Hollywood Reporter, los tickets de la película dirigida por Michael Patrick King se venden como pan caliente — o alguna figura similar que gusten—. Harry Medved, vocero de Fandango, comenta:

Cuando salieron los tickets de la película, éstos representaron el 20% de las ventas diarias, sobrepasando a “Kick-Ass”, que representó el 17%. Y los números continúan creciendo, con muchas mujeres que compran tickets para venir en grupo.

El Jefe de Marketing de Regal, Dick Westerling, también habló del tema, refiriéndose a la categoría de evento que adquiere la proyección del film y que excede la pantalla en fanatismo mimético:

Aparte de comprar tickets para poder ver la película, estas mujeres ya están alquilando limusinas y haciendo reservas en restaurantes.

Algunos se manifiestan sorprendidos por el fenómeno. Pero yo me pregunto: ¿no es una reacción análoga al fan de “Star Wars”? Porque veamos, las mujeres quieren ser personajes de esta serie que por segunda vez se convierte en película. Así, van en grupo y se visten para la ocasión. Cada una con su personaje preferido, cuando la pantalla es el espejo de un deseo o fruición. ¿Qué diferencia estructural podemos extraer entonces de un fanático y de otro?

“Sex and the City 2” se estrena en cines el 27 de mayo de 2010.

Vía: /Film | Foto: PurseBlog