«John Rabe»: tráiler y plegarias para un santo


La historia de John Rabe es uno de esos relatos en donde podemos encontarnos con figuras de fuertes claroscuros, quiero decir, incómodas figuras que nos ponen frente a frente con el concepto de maldad radical, de demonización del sucer histórico: no es todo tan arquetípico, es eso lo que quiero decir; no está nunca tan claramente definido el lugar de los malos y el lugar de los buenos. El inminente estreno en USA de una película basada en la vida de este personaje histórico, titulada solametne con el nombre de la persona en cuestión, "John Rabe", puede ser una buena excusa para volver a pensar la historia, esfuerzo que siempre, de una manera u otra, nos salva de la repetición negativa, de la repetición fatal de hechos funestos.

El film es una coproducción francesa, alemana y china, y cuenta con las actuaciones de Ulrich Tukur --- actor que participó en la ganadora del Golden Globe "The White Ribbon" ---, Daniel Brühl y el mítico Steve Buscemi, todos ellos dirigidos por el ganador del Oscar Florian Gallenberger, autor también del guión.

Si bien la película ya ha circulado a lo largo del viejo continente, el 21 de mayo se estrenará en territorio norteamericano, lo cuál abre la posibilidad de que se estrene en las carteleras latinoamericanas más allá de las programaciones particulares de algún que otro festival. Pueden revisar material del film en la página oficial aquí.

La historia de John Rabe, personaje en el que se basa esta biopic, se puede catalogar como la de un Schindler chino. Enviado por el gobierno Nazi alemán al citado país asiático, Rabe presencia en 1937 la invasión japonesa del territorio, el evento conocido como la "masacre de Nankín". El puesto específico de Rabe era el de representante de Siemens, la empresa alemana que no sólo fabrica en la actualidad diversos electrodomésticos, sino que también ha estado fuertemente vinculada con la explosión industrial alemana durante el fascismo, colaborando con mercadería para los Lager --- campos de concentración ---.

Rabe, entonces, fuertemente vinculado con el nazismo, alberga en un "area segura" defendida por algunos extranjeros radicados en Nankín a más de 200.000 ciudadanos chinos, salvándolos de las masacres que los soldados japoneses realizaron una vez invadido el territorio. Serán las cartas de esta importante personalidad alemana al gobierno de Hitler, el diario y diversos tipos de documentaciones lo que se ha convertido en un documento histórico que registra y condena el tipo de represión despertado por estas fuerzas militares.

Rabe fue doblemente condenado en vida: primero, como Nazi, luego de que la Segunda Guerra terminó. Segundo, como defensor de los chinos dentro del mismo gobierno fascista, ocasionando su captura por parte de la Gestapo y la incineración de fotografías de la represión japonesa que Rabe se había ocupado en recolectar. Muere pobre y olvidado en 1950.

Si bien en la actualidad es reconocido como una figura "santa", no sólo por los mismos chinos, sino por la opinión pública mundial, vale la pena pensar este tipo de acciones, este tipo de hombres, en esos tiempos ---¿en estos tiempos?--- tan tumultuosos, donde incluso se exige la absoluta claridad en un comportamiento ético cualquiera... La vida, mis muy queridos, no está repleta de santos arquetípicos, está llena de hombres que, con mayor o menor éxito, apenas se distinguen de las sombras.

El tráiler, entonces, con subtítulos en inglés:

Vía: John Rabe Official Movie Page │ Foto: Vimooz