Festival online: Tribeca como escenario de pruebas


Bajo el liderazgo del nuevo jefe creativo de Tribeca Enterprises, Geoff Gilmore --- conocido por su labor en Sundance --- y la directora ejecutiva de Tribeca Film Festival, Nancy Schafer, el festival en cuestión va a abrirle la puerta a la audiencia online mundial con una nueva iniciativa, el Tribeca Film Festival Virtual. El programa ofrece 5.000 pases --- a U$S 45 cada uno --- la posibilidad de ver ocho de las películas presentadas en el festival junto con algunos cortos, material de paneles especiales que se realizan con regularidad dentro del marco del evento e, inclusive, algún que otro backstage en algún que otro día en que esté el TFF. De esta manera, y luego de haber estrenado su novena edición con la proyección de "Shrek Forever After", el festival apunta a nuevos métodos de distribución de las películas independientes.

Pese a que tanto Sundance como otros festivales se han atrevido a tratar de sumar dentro de la programación material online, el trabajo que se está realizando en Tribeca opera como una prueba de fuego para observar el comportamiento del video online y las posibles consecuencias que puede llegar a tener en la distribución comercial de un film.

Este tipo de festivales apuntan a que las películas independientes puedan mostrarse y conseguir alguna empresa que se encargue de su distribución, zanjando de esta manera uno de los problemas más acuciantes de este tipo de producciones. Con este dato en mente, puede llegar a ser un problema el hecho de que la primera noche en que los pases se pusieron a la venta la cantidad de vendidos ascendió a casi 5.000, lo cual puede convertir a un film con potencial de distribución en algo considerado "ya visto" por las compañías encargadas de esta actividad, restándole poder por haber perdido su "virginidad" visual --- termino que, a mi juicio, por sí solo, es encantador---.

El festival, fundado por Robert De Niro junto a otras personas, siempre estuvo atento a la producciones de documentales, los cuales abundan en la programación.

Tenemos que entender las posibilidades de este tipo de implementación en el mercado: cualquiera de nosotros, pagando el monto necesario, puede tener acceso a películas cuya fecha de estreno quizás nunca se sepa. La apuesta es decididamente fuerte, y rebela también la naturaleza de ciertos festivales, destinados a revisar en qué condiciones se encuentra el mercado filmográfico y qué tipo de operaciones se puede realizar en él... Una especie de festival-diagnóstico.

Para los que cuenten con el dinero suficiente, visiten la página de Tribeca Online aquí. Quizás estén a tiempo de conseguir un pase para películas, cortos, backstages y otras yerbas.

Vía: Hollywood Reporter│Foto: NY Daily News