Breck Eisner dirigirá «Escape From New York»

Una de esas películas infaltables en la cinemateca de todo fanático que se precie de tener lo justo y necesario para cualquier ocasión cuenta, al menos, con una copia de "Escape From New York", el clásico film dirigido por John Carpenter y protagonizado por Kurt Russell, quien personifica a ese arquetipo del antihéroe en que se ha convertido "Snake" Plissken. Desde hace tiempo se sabía que se rodaría la remake de la película, y ahora es todo un hecho: Breck Eisner confirmó su rol de director en el proyecto.

La noticia de la remake del film ya se había anunciado en una nota de Extracine --- hagan click aquí para leerla---, pero ya contamos casi cuatro años de atraso. Con diferentes contratiempos para la productora New Line, la aparición de Eisner como director volvió a poner el proyecto en el camino correcto. Entre los muchos problemas que parecía tener, se encontraba el de no poder cuajar la multitud de guionistas participantes en un sólo y proyecto: Jonathan Mostow y Allan Loeb se cuentan entre los escritores perdidos en el camino, lo cual ya demuestra una posible inestabilidad en el producto final si no cuentan con una figura que pueda llegar a "recolectar" con éxito las ideas que se encuentran flotando en lo ya aprobado.

Claro que guionistas no ha sido precisamente todo lo que han perdido en el camino: también tenemos que contar la desaparición del primer director convocado, Len Wiseman, junto con la primera figura que había interesado a New Line en el 2007 cuando consiguió los derechos para la remake: nada más ni nada menos que Gerard Butler, el cual podemos ver por estos días en alguna que otra comedia romántica.

La película, siguiendo la última versión aceptada por la productora en cuestión --- el guión de Loeb ---, contará el origen de Plissken antes de ser capturado y enviado a la prisión apocalíptica-futurista de 1997 --- tendrán que cambiar el año, creo, o mantenerlo... No, mejor que lo mantengan, me molesta que sitúen todo "en un futuro no muy lejano" como para darle un grado de veracidad, a mi juicio, innecesario --- y se mezclará rápidamente con la historia original de 1981, en donde Plissken era convocado para sacar al presidente de los Estados Unidos de la prisión, a la cual cayó en un avión por accidente.

La idea original de Carpenter con este proyecto era la de crear una gran metáfora en relación al controvertido caso de Watergate, en donde Richard Nixon y miembros del partido republicano eran acusados de realizar tareas ilegales de espionaje en uno de los edificios pertenecientes al partido demócrata: escuchas, averiguaciones non-sanctas, etc. ¿Tendrá el venidero film algo de esta potente crítica institucional?

Vía/Foto: Heat Vision