Ya tenemos apertura: «Robin Hood» abre la edición 63 de Cannes

El tanque hollywoodense que cada tanto sale del norte con el nombre de Ridley Scott en lo créditos arriba en este 2010 al Festival de cine europeo más importante de la habidos por por venir: "Robin Hood", protagonizada por Russell Crowe, abrirá el Festival de Cannes 2010 el 12 de mayo. Con el tráiler oficial ya confirmado --- comentado por Becky Santoyo en este mismo blog ---, esta naturaleza de mega film norteamericano suele contradecir a lo que se espera de un Festival más abocado a la filmografía orientada a ese horrible, horrible nombre coloquial de "cine arte", puesto a esa películas cuya pretención no pasa precisamente por la cantidad de entradas vendidas sino por otros valores que se piensan como propios de manifestaciones artísticas --- el gran problema del siglo XX: ¿el cine es arte o entretenimiento? ---.

¿Cómo entender el gesto de los organizadores de Cannes si, junto con la noticia del acto de apertura, también se suma la inclusión de Tim Burton como uno de los miembros invitados al jurado de este año? Medios como Variety sospechan de un guiño cómplice a la industria norteamericana, guiño que siempre suele ser entendido como encubridor de un oscuro secreto. Sin embargo, consideremos que también a muchos films de la industria americana que tenían la ligera intención de cautivar a los espectadores y críticos del festival chocaron sus narices con el duro gesto negativo de los concurrentes (así paso con "The Da Vinci Code", al menos).

Claro que tampoco es la primera vez de Scott como "diva" del Festival: ya en 1977 había ganado un premio con el film "The Duellist" como mejor Ópera Prima --- sí, sí: primera película de Scott---, y en 1991 fue ensalzado por la realización del ahora clásico film "Thelma & Louise", proyectado fuera de la competición oficial.

Olvidemos la paranoia norteamericana y veamos los resultados: al controversial film que ha juntado de vuelta a Scott y Crowe con el fin de contar una nueva versión del recurrente mito anglosajón será el puntapié inicial de un festival que, como mínimo, cuenta con la trayectoria y el jurado como para evaporar cualqueir sospecha: ¿Podrá la película en cuestión obtener el visto bueno de los críticos?

Vía: Festival de Cannes │ Foto: I Watch Stuff