La Metro-Goldwyn-Mayer, ¿al mejor postor?

Sólo con hitazos como "Alicia en el País de las Maravillas" y "Avatar" juntos, la MGM saldría de las deudas que ascienden a poco más de 3,700 millones de dólares. Pero los dueños piden 4 millones para su venta y las "pujas" sólo han llegado a casi 1,500, por parte de Lions Gate Entertainment y Access Industries, cada uno. Desde noviembre pasado, la situación de los estudios es lamentable.

¿Una nueva alarma de peligro, pero ahora en los legendarios estudios? Ya el pasado mes de enero habíamos presenciado la "muerte" de Miramax, que si bien no fue tan longeva como la MGM, se sintió la nostalgia tanto como si lo fuera por su valioso archivo. ¿Los estudios serán la próxima pérdida en la industria del cine?

Los pendientes aún siguen así, como la producción de "El Hobbit" o "Bond 23", que Sony Corporation –que ha distribuido las anteriores entregas– está interesada en realizarla. Si para el 31 de marzo nada se ha resuelto, la MGM podría quedar en manos de sus acreedores, y se pondrían a la venta creaciones como los 22 títulos de la franquicia de James Bond, cuyos derechos valen cerca de 1,000 millones de dólares.

La marca ha rugido desde 1924 –con el león como anfitrión desde el 28– y ha sido parteaguas en la generación de productos tanto en el cine como en la televisión. Ars Gratia Artis –arte por el arte mismo–, es el lema que, seguramente, tienen bien presente quienes siguen manteniendo la esperaza de que la MGM prevalezca ante la crisis.

Vía: Europa Press | Foto: Programas De