El remake de «Overboard» y el hartazgo de lo predecible

¿Cuál es la razón para realizar un remake? Porque se cumplirá su aniversario, admiración por la anterior propuesta, remembrar su calidad, para mejorarla... Creo que ninguna de estas premisas nos servirá para justificar lo que ha de pasar en 2011.

Si una razón indirecta es, como se especula en algunas noticias sobre el renacer de la cinta de 1987 "Overboard", reactivar la carrera de la cantante y actriz Jennifer López, tras ser madre, dándole el papel protagónico, bien por ella.

No conformes con la despiadada cantidad de remakes en este inicio de década, los creadores le apuestan a historias que no pasan de ser una opción que los canales de "última selección" nos dan cuando la TV no nos dejan otra cosa que ver. Aunque el DVD siempre es la mejor alternativa.

¿Qué más puede haber después de una cinta de mediocre manufactura, por mucho que dos actores consolidados la hayan protagonizado? ¿Acaso se espera éxito en taquilla?, o como había mencionado, ¿dar brillo a la desganada carrera de una mujer que, en lo personal, no creo prometa algo más en adelante?

La situación es bien sabida, por mucho que se tenga proyectos en puerta, como el que Lopez tiene para estrenar el próximo abril: "The Back-Up Plan", un filme que nos da pan con lo mismo. Comedia romántica y elemental. Bueno, a muchos les gusta la comedia romántica y elemental. Pero quizá no más cuando se trata de una "actualización".

Jennifer será la mujer presumida y altiva –el rol que tomó Goldie Hawn– que sufre un accidente al caerse de un yate y esto le produce amnesia. Pero un carpintero –sin actor "suplente" de la pareja de Hawn, Kurt Russell– la lleva al hospital. Éste aprovechará la ocasión para hacerle creer que es su esposa, y así cuide a sus cuatro hijos. Aún no hay director para "Overboard", aunque sí guionistas: Adam Cooper y Bill Collage. ¿Esperar? ¿Como qué?

Vía: Worst Previews | Foto: AV