[Oscars 2010] ¿Los que no merecieron el Oscar?

Todos tenemos un actor favorito en cada una de las categorías que en la noche de los Oscars nos presentan año con año. Y si bien ha sido buena la elección del jurado para entregar la estatuilla a uno de los contendientes, siempre hubo uno mejor que pudo ganarse el premio. Como también han sido obvias las preferencias por alguien que a todas luces no debieron llevarse el galardón. No olvidemos el caso de quienes ganaron el Oscar por un rol menos destacado al que en el pasado sí pudo ser merecedor. Aquí van 10 de los histriones que se embolsaron la presea, quienes por alguna de estas razones están en esta lista.

Sean Penn (Jimmy Markum en "Río místico", Mejor Actor, 2004)

Sean Penn se puso a las órdenes de Clint Eastwood, demostrando que lo suyo es el drama con altos grados de veracidad. Sin embargo, habría sido excepcional que Bill Murray diera un discurso de agradecimiento por primera vez en su carrera, por su participación en "Perdidos en Tokio". Seguro el público lo habría ovacionado más que al mismo Penn. Meramente emotivo.

Catherine Zeta-Jones (Velma Kelly en "Chicago", Mejor Actriz de Reparto, 2003)

Ser mujer de alguien con fuertes influencias en los integrantes del jurado, como Michael Douglas, le valió en gran parte tener más "méritos" para llevarse el galardón, frente a Kathy Bates, Julianne Moore y Meryl Streep. Sin comentarios.

Nicole Kidman (Virginia Wolf en "Las horas", Mejor Actriz, 2003)

Lamentablemente, la Academia desairó nuevamente la actuación de Julianne Moore, pero esta vez en "Lejos del cielo", y la Kidman de gran nariz se agenció la presea por su representación de la tormentosa escritora.

Julia Roberts (Eric Brockovich en "Erin Brockovich", Mejor Actriz, 2001)

Creer que la magistral actuación de Ellen Burstyn en "Requiém por un sueño" hubiera sido la elegida para el reconocimiento era lógico. Sin embargo, Roberts fue la seleccionada y también una de las más injustas premiaciones de la historia de los Oscars.

Halle Berry (Leticia Musgrove en "Monster's Ball", Mejor Actriz, 2002)

Debo iniciar mencionando la "sorpresiva" reacción que tuvo cuando recibió el Oscar, esa noche en la que también se llevó un gran beso de Adrien Brody. La actuación fue peor que la que vimos en "Monster's Ball". Sin duda, Sissy Spacek debió llevarse a casa la presea, pero era la noche de los afroamericanos. Menos mal que el gran Sidney Poitier se llevó su honorífico.

Rusell Crowe (Maximus Decimus Meridius en "Gladiador", Mejor Actor, 2001)

Fue una buena interpretación la que se postuló esa noche, pero el australiano tuvo mejores papeles para llevarse la estatuilla dorada, como en "L.A. Confidential" o "El informante". Además, actores como Ed Harris, Javier Bardem –su rol en "Before Night Falls" no tiene comparación– y Geoffrey Rush sobresaldrían aún más.

Roberto Benigni (Guido Orefice en "La vida es bella", Mejor Actor, 1999)

La emotividad le ganó a la racionalidad de los jueces que quizá se vio demasiado expuesta frente a Edward Norton y la mejor actuación que ha tenido en toda su vida, en "Historia americana X". Por eso, Benigni, que saltó por las butacas, fue el elegido.

Gwyneth Paltrow (Viola de Lesseps en "Shakespeare enamorado", Mejor Actriz, 1999)

Más de uno estará de acuerdo que esta blonda no hace gala de actuación que trascienda. Sin embargo, esa noche, la brasileña Fernanda Montenegro fue la intensidad en histrionismo a través de "Estación central". Ni hablar.

Tommy Lee Jones (Samuel Gerard en "El fugitivo", Mejor Actor de Reparto, 1994)

El talento del tejano ha sido un tanto cuestionable, gracias a la inmutable faz que lleva a todos lados que se le solicite frente a las cámaras. Y su labor en esta cinta no fue la excepción. Ralph Fiennes en "La lista de Schindler" o Pete Postlethwaite en "En el nombre del padre" habrían sido merecedores.

Cher (Loretta Castorini en "Hechizo de amor", Mejor Actriz, 1988)

Esta vez no hablaremos de la injusta entrega, sino de la gran perdedora, que fue Glenn Close con su aterrador papel en "Atracción fatal". La cinta es una opción que no pasa de ser palomera; sin embargo, su actuación fue gran referente en la cultura pop.

Vía: Revista Contacto Digital | Foto: Sensacine