«Historias de San Valentín»: historias revisitadas

En últimas fechas la comedia romántica es un género que se ha convertido en algo reciclable. Básicamente el esqueleto se resume a: chico (a) quiere con chica (a), hay un nudo en la trama, al final el desenlace es que estarán juntos. Es en este caso en el que "Historias de San Valentín" triunfa.. pero también falla.

El reparto ya es por todos conocidos; simplemente no había mejor manera de juntar tantas estrellas para una misma cinta de este tipo: Ashton Kutcher, Jennifer Garner, Julia Roberts, Jamie Foxx, Anne Hathaway y muchos más. Todos ellos bajo la correcta dirección de Gary Marshall, realizador del clásico "Pretty Woman".

Estamos ante un filme de ensamble, cada una de las historias está conectada a través de uno de sus personajes, sí, algo que en últimas fechas para acá hemos visto, sin embargo las escenas funcionan gracias a la correcta dirección.

Podemos ver que Gary Marshall no es un director de grandes encuadres o tomas novedosas, no, Marshall es un director de actores. En manos de otro realizador, manejar tanta estrella de Hollywood habría sido un desastre, pero aquí se siente fresca cada participación, desde los escasos minutos de Kathy Bates hasta la novata Taylor Swift pero que entrega grandes momentos cómicos como la chica boba de la preparatoria.

Sin embargo cuando nos enfocamos en cada una de las historias, nos encontramos ante un escenario visitado miles de veces. Algunas parejas ya sabemos cómo terminarán y de ahí no hay mucha sorpresas, pero existen también otras tramas que resultan frescas con giros que nos agarran desprevenidos, logrando así un balance que de no existir, habría sido una cinta muy floja para esta temporada.

"Historias de San Valentín" puede que no este a la altura de clásicos como "When Harry Met Sally", pero al menos entrega escenas que generan un par de carcajadas sinceras. Así mismo no explota su lado meloso, como prueba están las tres últimas palabras con las que cierra el filme.

Foto: Allmoviephoto