[Goyas 2010] Mejor director

Entramos en la recta final de nuestro especial sobre los Premios Goya. Ya hemos repasado los candidatos a mejores interpretaciones masculinas y mejores interpretaciones femeninas. Hoy repasamos los nominados a mejor director novel y mejor director. Que sigan las apuestas.

Mejor Director Novel

Ésta es una categoría que todos los años me encanta. Demuestra el estado del "futuro" del cine español. Y si echamos un vistazo a los nominados, podemos decir que tenemos mucho futuro. Empecemos por el más conocido de todos, Borja Cobeaga estrenó este año la descacharrante, divertidísima pero profunda "Pagafantas", una mezcla entre comedia adolescente y drama social que, al menos a mi, me encantó. Una ópera prima muy en la línea del autor de algunos de los mejores cortometrajes de los últimos años. Junto a Pagafantas, la otra gran favorita es "Yo, también". Sus directores optan a éste galardón y parecen ser la gran competencia de Cobeaga.

Pero es que los otros dos candidatos, pese a ser menos conocidos, son una durísima competencia. Por una parte Mar Coll cuya "Tres días con la familia" ha recibido excelentes y casi unánimes críticas. Y la cuarta en discordia es mi favorita. "La vergüenza" puede ser una de las mejores películas del año. Ya os hablé de ella en mi crítica, por lo que me limitaré a protestar por la ausencia de Natalia Mateo en las nominaciones. Una nominación a Actriz Revelación (aunque ya lleva unas cuantas pelis) o Actriz de Reparto (o Protagonista, vete tu a saber) habría sido más que justa.

Lo dicho, creo que va a ganar Cobeaga, pero me lo voy a jugar todo y voy a apostar por David Planell y "La vergüenza". Creo que es la que más se lo merece.

Mejor Director

Tradicionalmente ésta categoría suele coincidir en nominación y premios con la de mejor película. Algo desde mi punto de vista incomprensible. Una película puede ser muy buena porque su guión sea muy bueno. Vale que el director puede cargársela pero no suele ser común. En fin, todo este rollo es para reivindicar que si el plasmar un guión en imágenes es gran parte del trabajo de un director, la otra gran parte es la dirección de actores. Por eso me pregunto: Si Daniel Sánchez-Arévalo ha colocado a la práctica totalidad del reparto de Gordos en las nominaciones, ¿por qué no está nominado a mejor director?. El motivo es claro, la academia cree que una nominación a mejor director supone una nominación a mejor película. Las excepciones suelen darse, cuando uno de los nominados a mejor película lo hace con una ópera prima. Entonces se cuela un cuarto director, porque ese ya está nominado a Dirección Novel. Injusto, ¿verdad?. Que se lo digan a Bayona y su Orfanato, o a Amenábar y su Tesis. En fin, al lio.

Hablando de Amenábar, éste año está nominado por Ágora. Ni por asomo espero que se lo lleve, porque ni por asomo creo que sea la mejor película del año. Hay que reconocerle a Amenábar el haber conseguido poner en pie una producción mastodónica, como la historia de Hipatia. Todo el aspecto visual de la película es asombroso. Pero Amenábar ha fallado en la base. El guión. Y su apusta de dirección, su distanciamiento de la historia, no es para nada efectivo. Que conste que considero a Alejandro Amenábar uno de los mejores directores actuales de cine (ojo, y no estoy hablando sólo de cine español) pero creo que Ágora ha supuesto un gran tropiezo dentro de su carrera.

Seguimos con otro oscarizado. Fernando Trueba ha sido la gran apuesta de la Acedemia para los Oscars. Y con el tiempo se ha demostrado una apuesta fallida. El premio para Trueba es la nominación, pero no creo que la estatuilla vaya para él. No he visto aún "El baile de la victoria" pero las críticas no son nada buenas. Además lucha con dos auténticos pesos pesados que sí que merecen un Goya.

¿No se podría dar un Goya ex-aequo? Ahi va mi petición por si en la Academia quieren hacerme caso. Porque tratar de elegir entre dos directores con personalidad y con dos auténticos peliculones en sus bolsillos como son Juan José Campanella y Daniel Monzón se me hace una labor imposible. Por una parte el argentino ha demostrado, con "El secreto de sus ojos tener pulso narrativo, un sentido del género de lo más original, dominar la dirección de actores, y hacer planos secuencias que te dejan sin habla. El del estadio de fútbol es de los que hacen historia. Desde ya pido que se cree un Goya al mejor plano secuencia y que se lo den a Campanella vitalicio.

Por otra parte está Daniel Monzón, que ha hecho la película española del año, demostrando que no es tan complicado (o tal vez si) hacer en españa un cine de género que guste a público y crítica. La unanimidad con "Celda 211" ha sido absoluta. ¿Se le puede poner algún "pero" a Monzón? Lo dudo. Los actores están geniales, el ritmo de la película es trepidante, y tan solo algún pequeño fallo de guión puede por momentos hacer bajar enteros la película. El giro final no termina de convencer, pero aún así es consecuente con el resto de la trama. Es mi gran favorita, y por seguir la costumbre de la academia, diré que apuesto por Monzón para el premio al Mejor Director. Pero ojo, si se lo llevara Campanella sería totalmente justo y comprensible, ya que podría darse el caso contrario de lo que os contaba antes con la categoría de "Dirección Novel". La academia podrían darle el de mejor película a "Celda 211" y el de mejor director a "Campanella" escudándose en que se ha llevado "Mejor película latinoamercana". Todo se verá.