«El concierto», la revancha de los músicos

"El concierto (Le concert)" es una coproducción entre Francia, Italia, Rumanía y Bélgica que ha dirigido el rumano Radu Mihaileanu y protagonizan Alexei Guskov, Mélanie Laurent (revelación de "Malditos bastardos (Inglorious basterds)"), Dimitri Nazarov, Miou-Miou y Jacqueline Bisset (aunque, por lo que dice la IMDB, las secuencias de la Bisset parece que han sido eliminadas...). Se estrenó el pasado mes de noviembre en Francia, donde ha sido un éxito: más de diez millones de euros en taquilla.

La historia de "El concierto" se centra en Andrei Filipov, quien era el mejor director de orquesta de la Unión Soviética y dirigía la célebre Orquesta del Bolshoi. Pero en plena gloria, tras renunciar a separarse de sus músicos judíos, fue despedido. Treinta años después, Andrei sigue trabajando en el Bolshoi, pero ahora como limpiador. Una noche en que se queda hasta tarde sacando brillo al despacho del jefe supremo, encuentra un fax dirigido a la dirección del Bolshoi: se trata de una carta del Teatro de Châtelet invitando a la orquesta oficial a que vaya a dar un concierto a París… De repente, a Andrei se le ocurre una idea loca: ¿por qué no reunir a sus antiguos compañeros músicos, que viven de hacer trabajillos y chapuzas, y llevarlos a París, haciéndoles pasar por el Bolshoi? La tan esperada ocasión de tomarse la revancha por fin ha llegado...

Y todo esto está contado en claro tono de comedia. "El humor es un arma maravillosa e inteligente contra la barbarie y la muerte. De hecho, en la película, el humor viene de una herida que se produjo hace treinta años, en la URSS de Brezhnev. En aquella época, los personajes fueron humillados y echados por tierra. Su voluntad de volverse a poner de pie y de recuperar su dignidad exige también una buena dosis de humor. Más allá de su tragedia, los protagonistas de esta historia tienen la fuerza de llegar al final de sus sueños gracias al humor", comenta el director. Pues viva el humor. En España veremos "El concierto" muy pronto a partir del 5 de marzo.

Vía y foto: Vértigo