Las expresiones faciales en «Avatar»

carasavatar

Mucho se está hablando de los seres azules que habitan el planeta Pandora en "Avatar". Casi todo coincidimos en que lo logrado por James Cameron es un gran paso hacia adelante con respecto a la animación basada en captación de movimientos que habíamos visto en películas como "Beowulf" o la reciente "Cuento de Navidad", ambas de Robert Zemeckis. ¿Estáis de acuerdo? ¿Cuál ha sido el secreto de Cameron?

El equipo de James Cameron quería garantizar el completo realismo de los personajes. Para conseguir esto, desarrollaron un nuevo sistema de "captura de interpretación facial basado en imágenes", por medio de una cámara sujeta en la cabeza que grabara con precisión los detalles más pequeños de las interpretaciones faciales de los actores. En lugar de utilizar la técnica de captura de movimiento colocando marcadores reflectantes en la cara de los actores para capturar sus expresiones, los actores llevaban un casco parecido al de los jugadores de fútbol americano, al que se le aplicó una diminuta cámara. El aparato apuntaba a la cara de los actores y la cámara grababa las expresiones faciales y los movimientos de los músculos en un grado imposible hasta entonces, incluyendo el movimiento de los ojos (para evitar esos "ojos muertos" que se ven en las películas de Zemeckis).

El sistema de ajuste en la cabeza permitía que las interpretaciones faciales de los actores fueran capturadas con una claridad y precisión sin precedentes. Y, puesto que el sistema de sujeción en la cabeza no dependía de las cámaras de captura de movimientos del pasado, esas cámaras ahora se podían utilizar sólo para capturar el movimiento corporal, por lo que podían moverse mucho más lejos de los actores. Esto permitió al equipo de "Avatar" utilizar un ambiente de captura mucho más grande, un "volumen" (entendido como las dimensiones del plató virtual) mayor del que nunca se había utilizado antes, lo cual hizo que fuera posible capturar caballos al galope, escenas de especialistas que requerían una elaborada utilización de de cableados e incluso peleas aéreas entre naves y criaturas voladoras. De este modo, el revolucionario sistema de sujeción en la cabeza fue la clave no sólo de los detalles más sutiles en las emociones de los personajes, sino también de la vertiente más espectacular de la película. Para ilustrar todo esto, echad un vistazo al siguiente vídeo, que es muy interesante.

Vía y foto: Fox