Por un 2010 sin películas catastróficas

2012

En este 2010 que estrenamos, estuve pensando en una manera interesante de saludar a todos los lectores más allá del simple deseo de "felicidades para todo el mundo". Devanándome los sesos, y por motivos que ni mi psicoanalista conoce, me vino a la cabeza la muy paupérrima "2012", una de las peores películas que vi durante el 2009 pertenecientes a uno de los géneros que más ha perdido a lo largo de los años: el cine catástrofe.

Con este film en la cabeza, la idea cayó como una manzana lista para ser mordida. Así que aquí les dejo mi saludo. Deseo que el 2010 no sea como el 2009 y que no tengamos que ver películas como "2012". Deseo que el 2010 no sea como lo que auguraran los mayas para el 2012 pero que tenga todo lo bueno del 2009, que no ha sido poco.

Como yapa, les hago una pregunta para quede picando este nuevo año: ¿cuántas veces podremos escapar en avioneta, auto, moto o casa rodante mientras el mundo se destruye a nuestros pies? La respuesta sólo John Cusack la conoce.

Foto: WorstPreviews