«Away We Go»: el amor sobre todas las cosas

Cuando Sam Mendes comentaba que realizar "Away We Go" había sido una tarea necesariamente relajada y divertida luego de estrenar “Revolutionary Road” (Kate Winslet y Leonardo DiCaprio), realmente me llevó a ponerle atención a la propuesta ya que me imaginaba una trama bien pensada, con mucho contenido entre líneas, pero sobre todo como dice Roberto, con un final feliz. Lo que le faltó a “Revolutionary Road”, pero que no generó ningún reproche, sino al contrario.

Away-We-Go

Si bien "Away We Go" tiene muchos momentos explícitos, dramáticos y exagerados (en el aspecto cómico) en donde la pareja compuesta por John Krasinski y Maya Rudolph va construyendo su idea de "familia", lo importante es rescatar el sentido de la historia que los guionistas Dave Eggers y Vendela Vida concibieron. Básicamente una historia que defiende al amor por sobre el resto de las cosas, sin pretender que eso signifique correr hasta un aeropuerto a contra reloj, saltar de un puente o dejar a tu familia por una amante. Al fin y al cabo el amor no necesita solo de cosas increíbles, se trata más que nada de "buscar la anécdota" salteando los momentos que atravesamos con el otro (filosofía Maru modo on)

Esta pareja inestable de treintañeros, que si alguno de nosotros tuviéramos como amigos seguramente juzgaríamos como "fracasados", atraviesa experiencias de vida conociendo las distintas maneras de concebir la familia para sus amigos, pero finalmente logra encontrarse a si misma e identificar lo que quieren para sus vidas. Creo que un consejo "buena onda" para los que aún no vieron el filme es recomendarles que no esperen grandes acontecimientos de la película y que le presten más atención a las experiencias de vida que Burt Farlander y Verona De Tessant tienen en los múltiples viajes que realizan durante el embarazo.

Ver: fechas de estreno
Foto: avclub