Ha muerto Patrick Swayze

swayze

Pues sí... Una noticia muy triste para empezar el día... Según ha anunciado su publicista Annett Wolf, el actor Patrick Swayze ha muerto hace unas horas en paz y rodeado de su familia, tras luchar a brazo partido contra el cáncer durante los últimos veinte meses. A Swayze le diagnosticaron cáncer de páncreas en enero de 2008, pero el actor se convirtió en todo un ejemplo de superación personal, decidiendo plantarle cara a la enfermedad y manteniendo hasta el final la esperanza de una cura milagrosa.

Swayze nació en agosto de 1952, en Houston, Texas. Veinte años después, decidió hacer las maletas y marcharse a Nueva York para convertirse en bailarín profesional. Pero Hollywood llamó a su puerta. Tras debutar en "La fiebre del patín", en 1979, y participar en algunas series de televisión (la famosa "MASH", entre otras), Swayze consiguió formar parte del reparto de "Rebeldes (Outsiders)", drama dirigido en 1983 por Francis Ford Coppola, donde compartió planos con jóvenes y prometedores actores -Tom Cruise, Matt Dillon, Rob Lowe...-. Después, comenzaron a llegarle papeles cada vez más jugosos, como los de "Amanecer rojo" (cuyo remake está ahora mismo en marcha) y "Youngblood (Forja de campeón)", en la que coincidiría de nuevo con Lowe.

Pero su salto definitivo a la fama se produjo gracias a dos exitosos e inolvidables filmes: "Dirty Dancing", la historia de amor imposible entre una chica y su profesor particular de baile y, tres años después, "Ghost", drama sobrenatural junto a Demi Moore y Whoopi Goldberg (si alguien no los ha visto, que levante la mano). Luego, en 1991, Swayze volvió a hacernos pasar un buen rato en una sala de cine gracias a su papel de atracador surfista en "Le llaman Bodhi", espectacular película de acción coprotagonizada junto a un joven Keanu Reeves. Por cierto, ese mismo año la revista People Magazine lo nombró el hombre vivo más sexy. Que no está nada mal...

A partir de ahí, la estrella de Swayze comenzó a perder parte de su brillo, y durante la década de los noventa no participó en ninguna película importante. En 2001, el actor se coló en el reparto de "Donnie Darko" -película que ya podríamos considerar de culto-, donde interpretaba a Jim Cunningham, un conferenciante de temas de autoayuda, junto a una estrella en ciernes, Jake Gyllenhaal. Después, pequeños papeles aquí y allá, hasta que desapareció definitivamente de las pantallas en 2007. Sin embargo, y a pesar del cáncer, Swayze decidió no tirar la toalla y siguió buscando nuevos proyectos profesionales. Sus últimos trabajos fueron la cinta "Powder Blue" y su papel de Charles Barker en la serie de televisión "La bestia". Lo dicho, todo un ejemplo de lucha y de superación personal. Descansa en paz, Patrick.

Vía: WorstPreviews | Foto: DVD Beaver