El poder taquillero de las cobayas

gforce

Increíble. Si el año pasado me costó creer la abultada taquilla de "Un chihuahua en Beverly Hills", este verano ya tenemos nuevo éxito con animalitos parlanchines. "G-Force (Fuerza-G)", protagonizada por cobayas que trabajan como espías, recaudó casi 32 millones de dólares el fin de semana pasado en Estados Unidos, colocándose en el número uno. La película está producida por Jerry Bruckheimer, que todos sabemos que es más listo que el hambre, incluso cuando produce cine infantil y familiar, y aquí lo vuelve a demostrar. Su director es Hoyt Yeatman, experto en artes visuales.

La sinopsis, por así llamarla, es la siguiente: Equipados con la última tecnología en espionaje, unas expertas cobayas descubren que el destino del mundo está entre sus pezuñas. Los componentes de este comando son Darwin (voz de Sam Rockwell), el líder dispuesto a triunfar a toda costa; Blaster (voz de Tracy Morgan) un experto en armas arrogante y con tendencia al extremismo; Juarez (voz de Penélope Cruz) una experta en artes marciales muy sexy; más un profesional en misiones de reconocimiento, Mooch, y un topo con un olfato privilegiado, Speckles (con la voz de Nicolas Cage).

Si no eres un niño con nada mejor que hacer, el único aliciente que le veo a "G-Force" es la posibilidad de comprobar, en la versión original, cómo se ha desenvuelto Penélope Cruz en esta experiencia, que, si no me equivoco, es la primera vez que pone voz a un personaje animado. Por lo demás, la pereza que me genera esta película es infinita. En España se estrena el 9 de octubre.

Vía y foto: Walt Disney Studios Motion Picture Spain