Bridget Jones quiere ser madre

bridgetjones

Bridget Jones parece condenada a llegar tarde en todas las facetas sentimentales de su vida. Cuando aún era una treintañera pasada de kilos, adicta a la comida basura, bebedora y con un serio problema con la nicotina soñaba con encontrar a su principe azul y tropezó con dos, aunque ambos desteñidos. Uno por ser un picaflor (Hugh Grant) y el otro por ser demasiado estirado y llevar un horroroso jersey con un arce en su pecho (Colin Firth). El amor verdadero con el que tanto soñaba Bridget -interpretada por Renée Zellweger- le llegó demasiado tarde, bien pasados los treinta, y ahora, cuando supera los cuarenta, su reloj biológico ha empezado a hacer tic tac con tanta fuerza que parece que va a explotar.

Eso es lo que publica la revisa "Variety", que asegura que Working Title ha puesto en marcha el proceso para realizar la que sería la tercera entrega del personaje salido de la columna escrita por Helen Fielding en el periódico británico "The Independent". Al parecer, la nueva película sobre este personaje que saltó a la pantalla por primera vez en 2001 se basará en las columnas de la escritora inglesa y no en el libro posterior que sacó ("El Diaro de Bridget Jones") y que fue material de adaptación para las dos primeras entregas. Por ahora es sólo un proyecto en ciernes que tiene que ser apuntalado. Habrá que ver si el trío protagonista compuesto por Zellweger (quien tendría que volver a engordar), Grant y Firth está dispuesto a repetir papel por tercera vez. La pregunta que surge es: ¿quién sería el padre de la criatura?

Vía: Renee Zellweger volverá a ser una Bridget Jones cuarentona que quiere ser madre | Foto: Tout le cine