“World Builder”: un descubrimiento en forma de cortometraje

world-builder

Dicen que los mejores perfumes vienen en tarros pequeños, que menos es más y que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Pues bien, Bruce Branit, mago de los efectos digitales, ha demostrado que sabe aplicarse el cuento como nadie y ha “parido” un corto que en poco más de nueve minutos y sin diálogos, se las apaña para narrar una muy buena historia mediante imágenes y efectos realmente impresionantes. World Builder, que así se llama el corto, está revolucionando Internet, demostrando una vez más el poder de difusión de la web.

En esta obra asistimos a la recreación de una especie de motor 3D llevado al plano real (de hecho existe un motor llamado igual) nombre del corto) en el que protagonista hace y deshace a su antojo, construyendo un mundo, tal como indica el título. Formas, colores, texturas… todo es posible para las manos de este “constructor”, que despliega un auténtico derroche de efectos visuales ante nuestros ojos. Además, todo esto no es, digamos, gratuito, sino que está al servicio de un conmovedor trasfondo.

Branit, autor de efectos para innumerables películas y series tales como Ghost Rider, King Kong, Lost o Pushing Daisies, ha llevado a cabo, junto a su equipo una post-producción de dos años tras un solo día de rodaje, obteniendo como resultado una pieza brillante. Darle al play para deslumbraros:

Foto: CrunchGear