Tráiler de «Crank 2: High Voltage»

Tras haber oído hablar muy bien de "Crank: veneno en la sangre", la enésima película de acción de Jason Statham, me hice con ella y me dispuse a verla. El nudo del guión comenzaba desde el primer segundo de metraje, incluso antes: un asesino a sueldo llamado Chev Chelios (vaya nombrecito) se despertaba en su cama tras haber sido envenenado, por lo que debía encontrar un antídoto en menos de una hora. Y hala, ya teníamos a Statham en marcha, lanzando improperios cada dos por tres. A los diez minutos de película, cogí el mando del reproductor de DVD y pulsé el botón de stop. Quizá fue la dirección, o el aspecto cutre de la cinta, o lo acelerado de la misma... Pero no fui capaz de seguir viéndola.

Pues bien, como ya os contamos aquí, ahora llega la segunda parte, "Crank 2: High Voltage", en la que el bueno de Chelios (interpretado otra vez por Statham) tiene que hacer frente a una nueva amenaza: alguien ha sustituido su corazón por una maquinaria eléctrica, que precisa ser recargada cada cierto tiempo para seguir funcionando -vamos, como Tony Stark-. Acción a tope, adrenalina por las nubes y ensalada de tiros, golpes y explosiones.

El tráiler es, desde luego, trepidante. Y me ha animado a reintentar el visionado de la primera parte. Lo mismo, si la veo hasta el final, hasta me gusta, y me animo a tragarme la secuela. Eso sí, en DVD. Tampoco hay que pasarse...

Enlace: Tu blog de cine