Polanski podría dejar de estar perseguido por la ley

eres pumuki, tio
Roman Polanski, para aquellos que no lo sepan, no puede pisar suelo usamericano porque si lo hiciera sería inmediatamente arrestado al huir en 1978 de un juicio que tuvo en ese país por abusar supuestamente de una menor en una fiesta que dio Jack Nicholson en su casa. Es por eso que su Oscar, por ejemplo, se lo dio Harrison Ford en en un festival de cine, no recuerdo cuál, del sur de Francia un año después de ganarlo. O el hecho de que las tomas de Nueva York de La novena puerta las rodara un equipo de segunda unidad. Polanski huyó, eso es un hecho, fuese culpable o inocente, sea mejor o peor persona, gran o grandísimo director, eso no lo creo que lo dude mucha gente.

Los nuevos abogados del realizador han revelado hoy su petición de desestimación del caso contra Polanski. La nota es la siguiente, en la cual se incluye el alegato de los abogados:

El director ganador del Oscar Roman Polanski, a través de sus nuevos abogados de la agencia Manatt, Phelps & Phillips LLP, han entrega una petición formal a la corte superior de justicia de Los Ángeles para que dicha corte desestime el caso criminal contra él por más de 30 años en el cual entró por acusaciones de relaciones sexuales ilegales. La petición se hizo en base a que las malas conductas judiciales y prosecutorias han distorsionado tanto el proceso legal que los intereses de la justicia sólo pueden servirse con la completa desestimación del caso.

Polanski, un ciudadano francés, abandonó los Estados Unidos en 1978 evitando así ser forzado a servir un segundo plazo en prisión por la misma causa. Polanski ya pasó por la prisión estatal de California en una primera instancia. Desde entonces, el caso ha sido objeto de extensa cobertura y análisis, siendo incluso adaptado en forma de documental en 2008, Roman Polanski: Wanted & Desired.

mi lado AQUI HAY TOMATE arde por verlo
Los abogados Chad Hummerl y Bart Dalton presentaron la declaración pública siguiente:

“El lanzamiento del documental Roman Polanski: Wanted & Desired, y sus consecuencias, han revelado un patrón de mala conducta y de comunicaciones deshonestas entre la Corte Suprema y la oficina del fiscal del distrito, violando las reglas legales y sin conocimiento del demandado o sus representantes.”

“Este caso sirve como ejemplo del clásico abuso de poder dentro del sistema judicial, de los derechos del demandado siendo pisoteados por una alianza ilegítima entre cortes y fiscales”.

Para refrescar la memoria, el tráiler del documental, que se ha quedado fuera de la carrera al Oscar en su categoría a pesar de las buenas críticas, cinematográficas eso sí, que ha recibido:

Vía: Coming Soon