La serie Roma podría culminar en la gran pantalla

el far west en la far italy
el far west en la far italy

Bruno Heller, responsable actualmente de la serie The Mentalist ha comentado su deseo y la posibilidad de llevar su anterior gran producción televisiva, la serie Roma, a la gran pantalla a modo de despedida por todo lo grande.

Hay muchas conversaciones sobre la versión cinematográfica, afirma, se está moviendo. No afirmaremos nada hasta que esté firmado. Me encataría poder rematarlo.

El fastuoso drama histórico se pudo disfrutar durante dos temporadas en la HBO, que co-produjo la serie junto a la BBC. Con el final de Los Soprano como enganche, la primera temporada tuvo audiencias sólidas, pero los altos costes de producción se presentaban como un serio problema para la cadena. HBO apostó por una segunda temporada intentando ayudar a consolidar su inversión inicial, pero no lo hizo así con una tercera cancelando el show en verano de 2006, antes incluso de empezar a emitir la segunda temporada el Enero siguiente. Los decorados fueron destruidos y los actores liberados de sus compromisos contractuales, haciendo la decisión irreversible.

La segunda temporada fue un éxito sorpresa. Aunque ligeramente menos vista que la primera, lo hizo terriblemente bien sin el gancho que suponía el final de Los Soprano. La primera temporada recibió 4 Emmy y la segunda acumuló 7 nominaciones. De repente Roma estaba en una situación altamente paradójica: era un éxito pero no tenía futuro. Los directivos de HBO han admitido que cortar el show fue probablemente un error. Probablemente dicen. Premio al eufemismo del año.

una mancha cabrones todos ellos, ¡los adoro!
una mancha cabrones todos ellos, ¡los adoro!

Descubrí cuando iba escribiendo la mitad de la segunda temporada que la serie se cancelaba, dice Heller. Inicialmente iba a terminar con la muerte de Bruto. La tercera y la cuarta estarían ambientadas en Egipto. La quinta iba a ser el ascenso del Mesías en Palestina. Pero a causa del cierre, comprimí la tercera y cuarta en el final de la segunda, lo cual explica la velocidad con la avanza la historia al final de la segunda. Ciertamente hay historia más que suficiente para seguir.

Aunque los actores andan en sus respectivos proyectos, y el final de algún que otro personaje queda en entredicho, Heller se muestra optimista en poder reunir el reparto.

Personalmente, Roma es un pepinazo de serie como la copa de un pino, una de las mejores que he visto en mi vida. Una historia épica de dimensiones universales pero sin perder nunca la escala humana sobre la miseria, el poder, la felicidad y la muerte que desborda cada uno de los capitulazos que la componen con maestría.

Y no soy especialmente fan del peplum, que conste.

Vía: The Hollywood Reporter