Cosas quizás innecesarias: Norrington reinventa ‘El Cuervo’

cree en los ángeles.... y en el diseño minimalista
Stephen Norrington, el director que se posicionó en el mapa con la primera parte de la saga del semivampiro cazavampiros Blade, ha firmado para escribir y dirigir una reinvención de El Cuervo, el mítico personaje creado por James O’Barr en su cómic de culto.

Norrington se tomó un descanso sabático del cine en general y del de alto presupuesto en concreto tras el fiasco que le supuso la adaptación de La Liga de los Hombres Extraordinarios, no ya en términos de taquilla, sino artísticos, puesto que sus peleas con el protagonista y productor de la cinta, Sean Connery fueron sonadas y míticas, llevándose éste el gato al agua en última instancia para frustración constante del otro. Y así les quedó el pestiño que les quedó, que es como tomarse una bolsa entera de ciruelas y no tener un retrete cerca. Y mira que el cómic es cojonudo y se adaptaba sólo...

La película original de El Cuervo es una cinta de culto, triste, oscura y cruel, dirigida por un Alex Proyas que sí que entraba por la puerta grande al mundo del cine. Donde la visión original de Proyas era gloriosamente gótica y estilizada, la nueva película será realista, aguda y misteriosa, con un tono casi documental, afirma Norrington.

Tengamos fe en el realizador, seamos buenos y pensemos que la anteriormente mencionada Liga era un cascote de tomo y lomo alejado diametralmente de lo que él pretendía, y que tenga el talento de hacer remontar el vuelo de una saga que tras esa mítica instancia inicial había decaído en posteriores entregas, y alguna serie de televisión chusca de narices, en los pozos de la subserie B más casposos.

Yo mientras me veré de nuevo la de Proyas, y soñaré con fuego, cristales rotos, redención y amores más allá de la muerte... vamos, cine puro.

Vía: Coming Soon