Los espectadores españoles somos imbéciles

Sí, tengo un mal día. Ello se debe a multitud de factores que no vienen al caso, y de los que por supuesto no tiene la culpa el lector de esta página. Pero cuando uno llega a casa y se pone a leer la estupenda web Tierra de Cinéfagos (una de las pocas de por ahí que tiene algo de criterio para hablar de cine y de otras cosas...) encontrándose con un link a El País que informa del terrible fracaso comercial de la última "película" de Jose Luis Garci, Sangre de Mayo, pues toda la mala leche acumulada sale por los poros.

Más aún cuando uno lee declaraciones como

Con más presupuesto podríamos haber hecho cosas mejores, habríamos rodado con más medios las secuencias de guerra, pero así son las cosas

..., dicho por el propio Garci, ese falso defensor del cine "artístico" o artesanal, que no tiene la menor idea de manejar una producción ambiciosa, entre otras cosas, pero principalmente, porque es un director absolutamente mediocre al que nuestra queridísima presidenta de la comunidad de Madrid, doña Esperanza Aguirre, le dio 16 millones de euros del dinero público para dirigir una catástrofe.

En realidad seguro que esa película es una obra maestra a redescubrir. Lo que pasa es que los espectadores españoles somos imbéciles, hombre. No sabemos apreciar el arte verdadero, la cultura imperecedera. Y Garci...Garci es un mártir. Este artículo de El País está hecho a mala leche, hombre, con el único objetivo de atacar sin fundamento el trabajo de un gran hombre de cine, al que ninguno de nosotros llegamos a comprender en su genialidad.

Pero, ¿qué nos creemos?. A este hombre le han dado el Oscar de hólivu, y esta película fue preseleccionada para la preselección de la nominación a dicho premio. Más nos vale ponernos las pilas.

Enlace: 'Sangre de Mayo' - El 2 de mayo de Garci no hará historia