McCarthy, Field & Dominik: trío de ases

el mundo esta lleno de bastardos
el mundo esta lleno de bastardos

Que el novelista Cormac McCarthy está ahora mismo en la cresta de la ola, cinematográficamente hablando, es algo que nadie duda. Un hecho, tras arrasar en todos los premios habidos y por haber con su adaptación de No Country for Old Men, y con la inminente The Road en ciernes, protagonizada por tito Vigo y dirigida por John Hillcoat, responsable de ese pepino de película que es la infravalorada The Proposition, un western australiano sucio y rastrero, que pasó sin pena ni gloria. Maldita sea.

Estaba en proceso la adaptación de una de las partes de su llamada trilogía de la Frontera, el sucio western Blood Meridian, a cargo de Ridley Scott, que después de serios problemas con el guión ha terminado por apearse del proyecto, recayendo ahora en manos de Todd Field, cineasta independiente responsable de En la habitación o Little Children. Field está trabajando en colaboración con el productor Scott Rudin, que ya hizo lo propio con la menciona No Country.

En declaraciones de Field, el trabajo de McCarthy examina nuestra esencia, las dos caras de la violencia que coexisten en todo acto salvaje, la brutal fuerza del propósito mano a mano con una desesperada y cobarde debilidad.

el bosque es de todos, quema tu parte
el bosque es de todos, quema tu parte

Para rematar el trío de ases, Andrew Dominik, director de la preciosista El Asesinato de Jesse James..., está altamente interesado en llevar a la pantalla Cities of the Plain, final de la trilogía fronteriza. Este proyecto tiene ciertos problemas de producción al insistir Dominik en no tener estrellas que encabecen el reparto, lo cual dificulta el que los estudios suelten el dinero necesario para llevarla a cabo decentemente.

De todas formas, el material literario de McCarthy es terriblemente personal, áspero y sin concesiones narrativas, lo cual hace de la elección de estos dos directores una, en principio, buena opción. Muchos consideran el trabajo de este novelista como imposible de trasladar, pero, en fin.... lo mismo decían de la película de los Coen. Y ahí la tienen, señoras y señores.

Vía: Row Three