56º Festival de San Sebastián – Fin de semana

Ha sido un fin de semana con muchos detalles pero poco cine en el festival de cine más importante de este país, aunque según se dice el de mayor caos organizativo. De todas formas, queda pendiente un análisis sobre la ineroxable decadencia de los festivales europeos, le pese a quien le pese, y el florecimiento de los norteamericanos.

El viernes se hizo entrega del primer Premio Donostia de esta edición, cuyo depositario ha sido Antonio Banderas. Se lo ha dedicado a Javier Bardem, a su esposa y a su padre, por este orden. Por supuesto que hay actores de todo el mundo que se merecen el premio antes que él, pero si se lo dieron a los dos actores españoles con más proyección internacional antes que él (Fernando Fernán-Gómez y Francisco Rabal) pues parecía obligado que también Banderas tuviera el suyo. ¿Acaso no es más importante romper barreras profesionales que crear un cine español fuerte y sólido? Pues eso.

Se ha visto, fuera de concurso, la muy esperada El niño con el pijama de rayas, adaptación del cansino best-seller de John Boyne del que todo el mundo está enamorado. La ha dirigido Mark Herman parece que con mucho oficio y sin demasiadas concesiones, con lo que la película estremecerá a más de uno. También se ha visto Tropic Thunder, de la que ya se habla como la comedia del año. El director y protagonista, el gran cómico Ben Stiller, acudió a la concha junto con su coprotagonista, un definitivamente recuperado Robert Downey Jr..

Dentro de la sección oficial a concurso se han visto propuestas muy interesantes para la crítica, como el largometraje número 22 (no para este hombre) del director Michael Winterbottom, titulada Génova y protagonizada por Monica Bennati, Dante Ciari y Gherardo Crucitti. La crítica ha destacado la capacidad melodramática de Winterbottom y la inmediatez de un relato que con todo podría haber llegado a más.

Ha gustado mucho Frozen River, sobre la inmigración ilegal, que muchos dan por segura ya en el palmarés final. Está dirigida por la debutante Courtney Hunt, y se ha aplaudido mucho la interpretación de su actriz principal Melissa Leo. Samira Mackmalbaf, de sólo 28 años presentó El caballo de dos piernas, que aunque parte de una premisa interesante se acaba alargando demasiado.

Por último, destacar que el intérprete Javier Bardem ha recogido el Premio Nacional de Cinematografía, entregado por el ministro de cultura, César Antonio Molina, en una ceremonia breve y sobria. Bardem ha dedicado el premio a sus compañeros de profesión.

Vía: Festival de San Sebastián