Joss Whedon y el Dr.Horrible

frikiniveles a tope, colega!
Debo reconocer que soy fans, en plural, de Joss Whedon. También tengo que admitir que no he visto Buffy más que en dosis sueltas, aunque algún capítulo que otro me ha parecido una pequeña genialidad, como el capítulo musical Once more, with feeling. Quizás el que no me acerque a esta obra como se merece, lejos de prejuicios establecidos por temática o casting, es decir, con un visionado cronológico y seguido, se deba a su enorme longitud. Y en parte a que ahora ando enamorado de Los Soprano. Y eso absorbe el cupo de series a largo plazo.

Mi devoción por este caballero se centra en la admiración que tengo hacia su otra gran serie, Firefly, y a su debut en la dirección con el largo que daba fin al proyecto, Serenity. Cogiendo un poco de saga galáctica a lo Star Wars, otro poco de aventura desvergonzada en estado puro (reminiscente a nivel de tono a Indiana Jones, ¡sólo en tono!) y otro poco de puro western, Whedon configuraba una historia sólida, unos personajes absolutamente inolvidables que funcionaban como engranajes de un reloj de alta precisión y un entorno interactivo lleno de detalles. Cada capítulo era una pequeña película, en la que pasaban montones de cosas, en la que cada diálogo se esperaba con ansia y al acabar dejaba un poso de satisfacción que pocas veces se encuentra. La tripulación de la Serenity eran para mí miembros de la familia.

Es por ello que la noticia de un nuevo proyecto por su parte se recibe con jolgorio y día de fiesta en el pueblo. En villa Javi, vamos. Como el estreno en breve de su nueva serie para la Fox, Dollhouse, repitiendo en terreno de ciencia ficción, o el proyecto online que ahora nos ocupa: Dr. Horrible’s Sing-Along Blog, El blog canta-con-nosotros del Dr.Horrible. Una suerte de serie friki de superhéroes de visionado web. Gratuito. Así que corriendo, que es gerundio.

Whedon, y si miras los créditos prácticamente toda su familia, nos cuentan las peripecias de un aspirante a supervillano, el Dr. Horrible (el ahora omnipresente Neil Patrick Harris), un trasunto de científico loco bastante torpe, sus esfuerzos por ingresar en la temible Liga Maligna del Mal, su archienemigo de toda la vida, el flamante Capitán Hammer (mi adorado Nathan Fillion), y su imposible romance con una chica que conoce de la lavandería, y con la que es incapaz de hablar por una timidez galopante. Ah, y mientras, ¡cantan! Lo sé, lo sé, es tremendo. Incluso muy tremendo.

Por el momento hay tres actos online, disponibles a través del blog oficial en la iTunes Store americana para quien pueda verlo por ahí, y unas versiones un poco más de andar por casa en su canal de Youtube.

Por el momento, y como muestra un botón, os dejamos con su imposible trailer:

Come on, everybody: Whedon rules!

Vía: Film Junk