Kevin Smith y los proyectos frustrados (punto y final)

Kevin Smith trabajaba de dependiente (clerk en inglés) en una pequeña tienda de New Jersey. Un latente talento y su cinefilia le empujaron a rodar una película con los medios mínimos. Trabajaba de día y filmaba de noche. Los actores: sus colegas. El lugar: su propio espacio de trabajo. Durmiendo poco y en la propia tienda consiguió terminar Clerks. El año, 1994.

2008, Kevin Smith tiene una larga trayectoria a sus espaldas que incluye películas, libros sobre su obra, cómics, series de televisión... ¿Es posible que este hombre que empezó de la nada y que ahora lo tiene todo se sienta frustrado por algo? Sí, y Superman es la respuesta, el guión para el que trabajó e iba a dirigir Tim Burton y nunca llegó a buen puerto. Como buen fanático de los tebeos es algo que seguro le ha quitado el sueño más de una noche. Escuchemos la crónica del proyecto fallido de sus propios labios. Estad atentos porque el vídeo, aunque largo, es tremendamente divertido y además, aunque seguro que incluye invenciones de la mente calenturienta de Smith, es una buena forma de observar la manera tan superficial de trabjar que tiene la industria de Hollywood.