Reseña: Speed Racer

¿Que se puede decir de Speed Racer…?

En primera yo jamás me habría imaginado una cinta de este material, pero los Wachowsky rompen de nuevo las reglas, visualizan cinematográficamente un material que posiblemente sea de los más difícil de imaginar en ese contexto, le brindan de un corazón propio con un diseño de producción que va más allá de lo que cualquiera hubiera imaginado, crean un chicle bomba de tutti-fruti que tiene vida propia.

Si bien no le encantará a todo el mundo y esta destinada a entrar a ese sector de “o la amas o la odias” debido a su exagerado tono, la verdad innegable es que Speed Racer trae un concepto propio muy pop-art por decirlo de alguna manera.

speed.jpg

El argumento esta medio complicado, pero dota de una historia creíble en un mundo increíble, las actuaciones están ok, nada del otro mundo pero efectivas, en especial la de John Goodman.

Con Speed Racer este verano me esta gustando pues van dos de dos, a diferencia del verano pasado que de plano no la levanto.

Lo mejor: El Mach 5 y 6 y todo el tutti-fruti de colores que escurre por la pantalla.

Lo malo: Chritina Ricci esta muy desaprovechada, daba para más.

Extracine: Ponerte de simple y disfrutar como enano las boberas de Chispita y Chim Chim.