Reseña: Cloverfield

Cloverfield es, de entrada un excelente ejercicio de imaginación. El género de las cintas de monstruos tan explotado en el cinema de los 50´s y tan popularizado en sagas como la de Godzilla recibe una inyección de originalidad que resulta innegable hasta al más escéptico de los espectadores.

Alerta de cuantiosos Spoilers

field1.jpg

Cloverfield es un relato de supervivencia (o por lo menos intento de…) captado por una video cámara digital. Como ya muchos lo saben Rob Hawkins el personaje principal está por irse a vivir a Japón, y es durante su fiesta de despedida que “algo” ataca la isla de Manhattan, Hud el mejor amigo de Rob es el encargado de documentar la fiesta y después del ataque su trabajo cambia radicalmente a ser el ojo que nos lleve de la mano al pandemonio que la criatura desata en Nueva York.

Si bien el uso de cámara portátil en mano no es nuevo y esta fórmula de hacer cine alcanzó la punta del éxito con Blair Witch Project, Cloverfield es un diamante de la misma mina, solo que mucho más pulido.
La película no esta exenta de momentos forzados para mejorar su argumentación, en la cinta en donde queda registrado el ataque también hay grabados momentos emotivos de un romántico día entre Rob y Beth, momentos que curiosamente se muestran justo cuando “hacen falta”.

Cloverfield también apela a la estética del videojuego, en especial a la del género de disparos en primera persona, la cámara se mueve de manara errática pero no lo suficiente como para molestar o marear al espectador, si no más bien lo justo para meternos tras líneas enemigas y hacernos sentir en carne propia la desesperación del “no saber que hacer”, otro detalle a destacar en el sentido de la referencia a un first person shooter es que el personaje que carga la cámara se llama HUD, abreviación utilizada en dichos juegos para nombrar el Heads Up Display.

El monstruo hay que aclarar, se encuentra en segundo plano dentro del guión de Drew Goddard, es la intención de Rob por rescatar a Beth lo que nos lleva por las intensas situaciones de desesperación y miedo, los efectos logrados con la combinación de sets, imagen digital y la handycam resulta en un festín visual de escenas que se aproximan mucho a la realidad.

field2.jpg

¿Alguna vez han estado involucrados en un choque de autos, o en un accidente en el que sienten que todo se mueve lento, o tal vez en un asalto en el que lo único que responde de ustedes es el instinto de supervivencia?
Me parece que estas sensaciones tan rápidas pero intensas son bien emuladas en los momentos más intensos de la película.

field3.jpg

Los momentos en que los protagonistas se ven atrapados entre el fuego del ejército y la destrucción del monstruo se sienten bastante reales, al parecer los ataques terroristas del 11 de Septiembre encuentran una nuevo escape en esta cinta, hay más elementos en el argumento, como las pequeñas criaturas que acompañan al monstruo, una especie de tarántulas mezcladas con los facehuggers de Alien como bien apuntaba Fede, estos causan repulsión y quizás hasta más desesperación que el colosal monstruo.

Cloverfield cumple, es probable que debiera haber terminado unos 15 o 10 minutos antes del final (no diré el porque pero ustedes sentirán cual debió ser la escena final), pero al final es una gran cinta que te mantendrá tenso y del monstruo lo único por decir es que es una genial idea que no sea el centro de atracción en la cinta.

field4.jpg

Lo mejor: El realismo de varias secuencias, el monstruo siempre en segundo plano tanto visual como argumentativamente.

Lo peor: Los momentos forzados como las bromas de Hud y los clips de cinta entre Rob y Beth un mes antes del ataque.

Extracine: La playera de Slusho de Jason, y el tema musical del final, mismo que pretende cubrir todo lo que pasó en una película que hace uso nulo de música de fondo (QUEDENSE A ESCUCHARLO TODO, VALE LA PENA)

Una cinta que vale mucho la pena ver, cuanto menos para alimentar el debate.