Finales felices inimaginables

Ésta fantasía oscura en que se convierte una de las cuatro o cinco mejores películas de la historia del cine, It's a wonderful life, tiene el mejor final (en todos los sentidos) que uno pudiera imaginarse. O no, es inimaginable...Sobre todo viendo el drama en que deriva la historia fascinante de George Bailey.

Preparen los pañuelos (SPOILERS: sólo para amantes de esta obra de arte que ya la hayan visto) para una de las mejores interpretaciones masculinas de la historia: hablamos de James Stewart, of course...Da igual que vea esto una y otra vez, me produce idéntico escalofrío...