El montaje de Nymphomaniac no habrá estado listo a tiempo para Cannes (por el momento la duración estimada es como de siete horas y media), pero Lars Von Trier parece estar dispuesto a dar de qué hablar. El reparto de su película es tan extenso como estimulante. Protagonizado por Charlotte Gainsbourg y Stellan Skarsgård, también intervienen Stacy Martin, Shia LaBeouf, Jamie Bell, Christian Slater, Uma Thurman, Willem Dafoe, Connie Nielsen, Mia Goth, Jean-Marc Barr, Caroline Goodall, Kate Ashfield, Saskia Reeves, Sophie Kennedy Clark, Hugo Speer, Felicity Gilbert, Michaël Pas, Jesper Christensen, Jens Albinus, Nicolas Bro o el habitual Udo Kier, que poblarán no uno, sino dos largometrajes, con sendas versiones suaves y porno.

Poster de Nymphomaniac

Junto con el primer poster de Nymphomaniac, Zentropa Entertainment ha lanzado una página electrónica de líneas estéticas tan equilibradas y serenas que da miedo todo lo que podamos encontrar dentro. Sus propios diseñadores, Phillip Einstein y Maria Biilmann, que han desarrollado toda la campaña de comunicación de Nymphomaniac, comentan que trataron de "destilar al intimidad y la obscenidad de las película hasta su forma más sencilla". Una manera de atraer a una audiencia más artística que explícita con la intención de atraer a un tipo de público más ortodoxo. Aunque, sinceramente, a estas alturas, ¿quien no se quiere asustar con lo que nos tenga preparado el cineasta danés?

Charlotte Gainsbourg en Nymphomaniac

Olvídate del amor

A través de esta página, Lars Von Trier y su equipo, parecen dispuestos a ofrecernos todo tipo de material relacionado con el morboso universo de Nymphomaniac, tal y como se desprende del eslogan que precede a la imagen. Pero si quieres saber qué es lo que se esconde detrás de esos paréntesis (me pregunto si hacen referencia a una de las primeras imágenes publicadas de la película en la que Charlotte Gainsbourg estaba dispuesta a disfrutar de una ración de medicina doble), sólo tienes que desplazar el cursor hacia abajo y prepárate para tantas dosis de morbo y escándalo... como de sentido del humor. No sé ustedes, pero un servidor acudirá puntual a la cita con Lars Von Trier el próximo 16 de mayo. ¿Quien se lo quiere perder?