Yo no tengo ninguna duda. David Lynch puede hacer lo que le de la gana, que siempre lo hará bien. Ya sea como pintor, escritor, fotógrafo, diseñador, cineasta o músico, el incansable e inclasificable artista de Missoula ha dejado sobrada constancia de su extraordinaria capacidad en cualquier disciplina que aborda, en cualquier formato en el que se aventura. Si bien últimamente está profundamente involucrado con la meditación trascendental, y su última película estrenada data de 2006, INLAND EMPIRE, aunque también se ha prodigado en otros campos como la publicidad, a través de un fascinante cortometraje para Christian Dior, Lady Blue Shanghay,o la grabación de un concierto de Duran Duran, que ahora presenta en Cannes con el nombre de Duran Duran Unstaged.

David Lynch y Duran Duran

La idea era intentar crear, sobre la marcha, capas de imágenes que impregnaran a Duran Duran sobre el escenario. Un mundo de experimentación y algunos accidentes felices.

Palabras del propio David Lynch sobre la experiencia de filmar a la banda de pop británica en el Mayan Theatre de Los Angeles, en una iniciativa de conciertos online ofrecidos en streaming. Las imágenes fueron emitidas la misma noche del concierto, pero no se habían vuelto a ver desde entonces. Simon Le Bon, cantante de la banda, reconoció que tanto él como el resto del grupo estaban encantados con que David Lynch dirigiera el espectáculo. Estaban seguros de que sería capaz de crear "algo que no se ha visto nunca antes", en lo que dicen fue "un sueño convertido en realidad". El próximo 23 de mayo, banda y cineasta estarán en Cannes para presentar su experiencia multimedia y participar en la una gala contra el Sida.

Aparte de sus incursiones musicales tanto en colaboración con artistas como Julee Cruise, Jocelyn Montgomery o John Neff, como en solitario, con su fascinante álbum Crazy Clown Time, no es la primera vez que David Lynch elabora una pieza audiovisual de este tipo. Si regularmente siempre ha contado con músicos cho actores en algunas de sus películas, Sting en Dune, John Lurie en Wild at Heart, Chris Isaak y David Bowie en Twin Peaks: Fire Walk with Me, Marilyn Manson, Henry Rollins y Twiggy Ramirez en Lost Highway, o Billy Ray Cyrus en Mulholland Drive, también ha dirigido videoclips para Moby, Interpol o Chris Isaak.

David Lynch y Duran Duran Unstaged en Los Angeles

Pero quizás su mejor precedente sea una obra tan original como Industrial Symphony No.1: the drama of the broken hearted. Un espectáculo audiovisual representado originalmente el 10 de noviembre de 1989 como parte del New Music America Festival, que sería posteriormente editado y publicado en VHS y DVD. Nicolas Cage y Laura Dern, caracterizados según sus respectivos personajes en Wild at Heart rompen una relación amorosa por vía telefónica, mientras tanto, en una escenario industrial, Julee Cruise canta suspendida en el aire, como si fuera el hada buena del Norte, mientras Michael Anderson, El habitante enano de la habitación roja de Twin Peaks, sierra troncos de leña, a la vez que una pareja fornica con lujuria en el interior de un coche.