Todavía no sabemos si la primera incursión en el cine estadounidense de Park Chan-wook marcará un antes y un después en su filmografía, pero lo cierto es que con unos pocos meses de diferencia no sólo se estrena Stoker, sino también el remake que Spike Lee está realizando de la que fuera uno de sus mayores éxitos a nivel internacional, Oldboy. Estrenada en abril en Latinoamérica, el próximo 10 de mayo se incorpora a la cartelera española, por lo que aprovechamos para arrojar algo de luz muchas curiosidades sobre Stoker, una de las películas más esperadas de la temporada.

Curiosidades de Stoker 20

Como todas las películas del director Park, es primitiva, pero también poética y humana. Habla de emociones incontenibles y su intersección con la violencia. Fue capaz de convertir el fascinante guión de Wentworth Miller en algo aún más escalofriante, sorprendente, hermoso y atractivo e incluso divertido en algunos momentos. Todos los que han participado en la película se sienten muy orgullosos de haber tenido la oportunidad de ayudar al director Park a hacer una verdadera película Park Chan-Wook en Estados Unidos. (Michael Costigan)

Un origen con minsterio

El título de la película hace alusión al apellido de la familia protagonista, siendo también una referencia a Bram Stoker, que fuera creador de una novela como Dracula. De la misma manera que el vampiro tenía la capacidad de inducir a sus víctimas a determinadas acciones, el guión de la película construyo su propio camino hasta la gran pantalla. Todo empezó cuando Michel Costigan, presidente de Scott Free Productons, recibió una llamada telefónica de una importante agente de Hollywood ofreciéndole un nuevo guión, sin darle detalles sobre su autor.

Tampoco me quería enviar el guión por correo electrónico. Tuve que ir a recogerlo a su oficina. Obviamente, estaba muy intrigado, así que después de cenar tuve que echarle un vistazo; a medida que lo iba leyendo, me iba dando cuenta de que no podía dejar de leer.

Antiguo actor de cine y televisión. Stoker es el primer guión cinematográfico producido de Wentworth Miller, conocido principalmente por su participación en Prision Break. Tras pasar ocho años vinculado a la serie de televisión y siendo este su primer guión, Miller consideró que no le tomarían muy en serio, por lo que optó por escudarse detrás de un seudónimo, Ted Foulke (en alusión a su perro, que se llama Foulke). Quizás por la perturbadora naturaleza de sus personajes, el guión terminó en la lista negra de 2010, esa prestigiosa (irónica y contradictoria) lista no oficial de las mejores películas no producidas disponibles.

Wentworth Miller en Prison Break

A medida que aumentaba la reputación del guión, varios cineastas se interesaron por el proyecto, para fascinante representación de crueldad, destrucción y venganza del cine de Park Chan-wook, le pusieron en predisposición de hacerse con el proyecto. Ya cuando era estudiante de filosofía, Park Chan-wook comenzó a interesarse por el medio cinematográfico, fundando un club de cine y desarrollando gran interés por la crítica y la teoría del cine. Su tercera película, Gongdong gyeongbi guyeok (Join Security Area), se convertiría en un el mayor éxito de taquilla de su época en Corea del Sur, logrando una gran repercusión internacional sobre su trilogía sobre la venganza, formada por Boksuneun nazi gesto (Sympathy for Mr. Vengeance), Oldboy -con la que obtenía el Gran Premo del festival de cine de Cannes- y Chinjeolhan geumjassi (Sympathy for Lady Vengeance) -que sería Leon de Oro en Venecia.

Admirador de su trabajo, el propio Costigan enviaría el guión a Chan-wook, pero sin muchas esperanzas de que el cineasta surcoreano mostrara interés para hacer la película en los Estados Unidos. Se equivocó. En su primera llamada telefónica, el director llegó incluso a sugerir nuevas ideas sobre los personajes y algunos efectos visuales que terminarían por definir la película, como los zapatos, con lo que consiguió encandilar al productor.

En ese momento, supe que teníamos que contar con él. No sólo entendió el guión, sino que ya tenía algunas ideas fantásticas para los personajes. Desde esa primera llamada telefónica, la película era suya.

El director y sus influencias

No íbamos nada desencaminado los que intuimos la influencia de Alfred Hitchcock en Stoker. El propio cienasta asegura que su interés por la dirección de películas comenzó con una de sus más hipnóticas y claustrofobias obras maestras, Vertigo, de la que le atrajo la tensa y poco convencional historia de amor, así como su restrictivo mundo físico. Puntos en común con el reducido universo de Stoker, que le convierten además en uno de los autores que recogen la herencia de impresionistas como Abel Gance, que también influyeran en el mago del suspense y en uno de sus reconocidos seguidores, Brian De Palma, que también admite como referencia, así como las de cineastas mucho más personales como David Lynch y David Cronenberg, o los escritores Edgar Allan Poe, M.R. James y Wikie Collins.

Park Chan-wook

Las ubicaciones son limitadas. Hay pocos personajes y la historia se desarrolla en un pequeño espacio de tiempo. La constante tensión es casi asfixiante. Hay algo a punto de explotar, como una tetera llena de agua hirviendo con la tapa puesta. Una historia que tiene lugar en un espacio limitado se convierte en un pequeño universo en sí mismo. También me gustó el hecho de que no era una historia que girara alrededor del diálogo. Eso fue una ventaja por ser mi primera película de habla inglesa. De todas formas, mis películas coreanas tampoco se han centrado en el diálogo, así que me sentía bastante cómodo contando la historia de una manera más visual.

Un inglés entre tres australianas

Durante las dos últimas décadas, Park Chan-Wook ha trabajado regularmente con el mismo equipo de actores ya carices, desarrollando un intenso método de colaboración con ellos para dar forma y definir completamente los inusuales y originales personajes que aparecen en sus películas. Para su primera película americana, tuvo que formar y reunir una nueva familia.

Estoy especialmente emocionado porque el público vea las actuaciones de estos actores tan maravillosos. Cada uno de ellos se encuentra en una etapa diferente de su vida y carrera, y son muy diferentes entre sí. Merece la pena ver cómo interactúan entre ellos.

  • Mia Wasikowska

Mia Wasikowska

Encontrar una actriz que pudiera personificar las contradicciones de India, una adolescente introvertida que acaba de recibir el duro golpe de la muerte de su padre y recibe con desconfianza la llegada de su tío, en el momento preciso en que inicia su transición a la edad adulta, y que pudiera hacerlo de manera elegante y natural, era un elemento de vital importancia para el éxito de la película. Y parece que en la actriz australiana Mia Wasikowska, encontró todo lo que necesitaba.

Mia tiene la vivacidad natural de una joven. Pero también es muy serena y madura. Era la actriz ideal para representar a una chica que no es ni una mujer ni una niña, sino que se encuentra en una fase intermedia. Tiene un nivel de templanza sorprendente para alguien de su edad. Está completamente calmada cuando actúa. Pero cuando la ves en las películas, te das cuenta de que todas las emociones necesarias están ahí. Es muy sutil y hábil, de una manera que sólo puedo esperar de actores con mucha experiencia.

La protagonista de Alice in Wonderland y Jane Eyre tampoco se queda corta en elogios para el guión y el director de la película:

Durante el rodaje, nos dejaba sentados en silencio durante largos periodos de tiempo, en los que parecía que no pasaba nada, pero en los que había una tensión subyacente muy fuerte. Cuanto más tiempo estábamos así, más crecía esa tensión. Park está muy por delante del público. Una y otra vez tiraba de la alfombra que teníamos bajo los pies de un modo que cambiaba nuestra perspectiva de lo que sucedía. Ese enfoque fue fundamental para esta película.

  • Matthew Goode

Conocido por su participación en filmes como A single man o Watchman, el británico Matthew Goode era escogido para interpretar al tío Charlie, que mantuvo una relación con su antagonista completamente opuesta a la relación de sus respectivos personajes, lo que hizo que fuera realmente un "desafío mantenerse centrada y trabajar con él" para Mia Wasikowska. Ppor su parte, Goode estaba entusiasmado con la idea de formar parte del debut de Park Chan-wook en el cine de habla inglesa.

Matthew Goode

Este es un ejemplo de cómo Hollywood atrae a los mayores talentos de todo el mundo, lo cual creo que es magnífico. (…) El director Park es un maestro de la psicología, que es una de las razones por la que sus películas son tan inteligentes y creíbles. (…) Este tipo de guiones no se ve todos los días. Tiene todos los ingredientes necesarios para llegar al público, así como para asustarlo y provocarlo. Es una historia de amor preciosa, de una manera retorcida. Charlie llevaba años esperando, manteniendo el contacto con la señorita McGarrick, el ama de llaves, para saberlo todo sobre India. Al principio, crees saber quién es Charlie, pero a medida que la historia avanza, te vas dando cuenta de que es extremadamente complicado y peligroso. Nada es lo que parece. Charlie quiere estar cerca de su familia; para eso utiliza a Evie. No puede quedarse allí a menos que ella se sienta atraída por él. Pero Charlie está bastante desequilibrado y tiene unos sentimientos hacia India que no son precisamente del tipo tío-sobrina. Mi mayor desafío era que, en vez de ser simplemente malvado, tenía que tener una personalidad propia que fuera, a la vez, desconcertante y escalofriante”.

  • Nicole Kidman

Ganadora de un Oscar por The Hours, Park Chan-wook "no esperaba tener nunca la oportunidad de trabajar con una actriz de la talla de Nicole Kidman en mi primera película de habla inglesa (…). Sin embargo, este sueño se ha convertido en realidad. Su presencia ha tenido un efecto sinérgico y me dio la oportunidad de expandir el papel de Evie y de moldear un personaje que se presenta casi como una madrastra de un cuento de hadas. Y, de hecho, es el personaje con más humanidad de la película". A pesar de que el cineasta surcoreano necesitó de un intérprete para comunicarse, siempre tuvo la sensación de que Nicole Kidman le entendía instintivamente, para él es una actriz "increíble que me ha enseñado lo que significa ser un profesional". Por su parte, Nicole Kidman está encantada de participar en proyectos menos convencionales que los que le proporciona el típico cine de Hollywood.

Nicole Kidman

Creo que la combinación del director Park y este material era realmente emocionante. Es un cineasta particularmente venerado por otros directores. Me encanta apoyar a artistas que poseen una manera única de expresarse y que están dispuestos a aprovechar las oportunidades. Desde luego, he hecho muchas películas convencionales, pero una de las cosas que más me gustan como actriz es apoyar a los directores de cine que adoptan un punto de vista diferente del mundo”.

  • Jacki Weaver

Jacki Weaver es la tercera actriz australiana del reparto de Stoker, que desde que fuera nominada por su interpretación en Animal Kingdom, se ha convertido en una habitual del cine estadounidense, obteniendo una segunda nominación este último año por Silver linning playbook. Fue el productor, Costigan, quien le ofreció el personaje de la tía Gin, la única que intuye los turbias conexiones que se desprenden de la presencia del tío Charlie, que también encuentra muchas conexiones con el cine de Hitchcock en Stoker.

Es un thriller de calidad, un estudio psicológico de gente muy poco corriente y perturbada. Eso es lo que hace que la película sea irresistible. Hay un millón de cosas ocurriendo simultáneamente. Y los personajes son fascinantes y están perfectamente definidos: la nerviosa Evie, la silenciosa y atenta India, la ansiosa tía que sabe que algo malo va a ocurrir y, por supuesto, el malvado tío Charlie.

Jacki Weaver

Los cuatro coinciden en una única secuencia, que para Costigan, sintetiza a la perfección la película entera.

Esa fue una de las escenas con la que mejor nos lo pasamos en el rodaje. Contábamos con una cuadrilla de actores con mucho talento, y verles interactuar entre ellos era un gran placer, especialmente durante la escena de la cena familiar. El más mínimo movimiento o mirada de Evie podía atravesar a la tía Gin. Viendo al tío Charlie observar sutilmente esta acción, empiezas a darte cuenta de que está utilizando una gran estratagema con la familia. India observa a los demás y una sola mirada lo dice todo. Fue apasionante ver a estos actores trabajando juntos.

La luz que vino del lejano oriente

Imágenes radiantes, una cámara omnisciente y metáforas visuales cuidadosamente elegidas son el sello de identidad de las películas de Park Chan-Wook. Por eso es primordial la aportación e influencia de su director de fotografía habitual, Chung Chung-honn, con el que trabaja desde Oldboy que también se ha involucrado en Stoker, para la que han seguido la misma estrategia que para las anteriores.

Stoker

Siempre comenzamos a trabajar juntos en la preproducción para que tengamos la misma visión. A medida que modificamos el guión, hablamos sobre las imágenes de referencia, fotos o capturas de pantalla de otras películas. Pero decidir la manera de grabar cada escena es una cuestión menor comparada a tener que entender las emociones de los personajes. Desde el principio, analizamos concienzudamente el guión, del mismo modo que lo hacen los actores. (…) Crear la apariencia de una película como esta es como construir una casa. Hasta que no ha pasado un buen periodo de tiempo, la película no empieza a tomar forma. Cuanto más detallado sea este guión, más fácil será predecir cómo será la película. (…) Tengo una sensación diferente con Stoker con respecto a los otros proyectos en los que hemos trabajado juntos. No es sólo el tema tratado; hay una progresión en la historia que está reflejada en la cinematografía. Empieza siendo bastante corriente, pero a medida que la historia avanza, los personajes se ponen al descubierto y las relaciones empiezan a ser bastante complejas. Conseguir esta progresión visualmente fue uno de los mayores y más emocionantes desafíos que tuve en esta película. Cualquier cosa que sientan Evie o Charlie, la cámara está allí para grabarlo. Eso me ayudaba a determinar lo cerca que tenía que estar la cámara o si las luces tenían que ser más cálidas o más frías. (…) La mayor parte de la historia tiene lugar en la mansión Stoker. Normalmente, construimos un escenario para poder acomodar la casa a las cámaras y a la iluminación. Debido a que la casa Stoker es real, me preocupaba que los ángulos y la iluminación quedaran muy repetitivos. Pero como el espacio era tan limitado, me di cuenta de que podía comprender mejor sus características. Al igual que los actores se ven diferente dependiendo del ángulo de la cámara, yo descubrí que la casa podía parecer triste o llena de esperanza dependiendo de la perspectiva.

Quizás algunos echen de menos algunos de esos movimientos de cámara tan característicos de su filmografía, de los que Park Chan-wook prescindió al verse atrapado en un modo de producción mucho más rápido del que estaba habituado en Corea, lo que no impide que se haya adaptado y aprovechado esos cambios de metodología en su beneficio.

Mi estilo de grabación requiere movimientos de cámara muy específicos. Edito la película en mi cabeza por adelantado; trabajar de la manera convencional, con largas grabaciones previas y muchas secuencias desde diferentes ángulos no es mi estilo (…). Tener que grabar las escenas tan rápidamente hizo más complicado que pudiera utilizar los movimientos de cámara tan elaborados por los que soy conocido. Pero puede que tenga un mejor efecto en la película. Cuando estas tomas se usan sólo de una manera memorable, la tensión crece.

La imagen por encima de la palabra

Artista plástica, más que diseñadora de producción, me atrevería a considerar a Thérèse DePrez, que ha colaborado con artistas como Laurie Anderson, Bob Dylan o David Bowie, además de ser la responsable del diseño de producción de películas como I shot Andy Warhol o Black swan. Consciente de la dificultad lingüística, en lugar de exponer oralmente su punto de vista sobre el proyecto, preparó un extenso libro de efectos visuales que representaban sus ideas sobre el tono y la atmósfera de la película.

Mia Wasikowska en Stoker

Park se enamoró del libro y las imágenes iniciales se convirtieron en una parte importante de la apariencia de la película. Pensamos hacerla como un cuento de hadas con una calidad etérea; y hablamos de la idea del cazador y la presa. Los personajes se acorralan entre ellos, así que la caza se convirtió en uno de los temas principales de la película. (…) Hay fluctuaciones enormes entre lo perturbador y lo maravilloso en esta película. No hay nada en el diseño que no se haya hecho por alguna razón. Todo está hecho con gran meticulosidad. Las anteriores películas del director Park incluían elementos cinematográficos que nunca antes había visto, y eso me ha marcado. Una de las primeras preguntas que le hice fue que cuánto íbamos a tener de artificial. Él verdaderamente quería que me esforzara. En ese sentido es una verdadera película Park Chan-Wook. (…)

Uno de las grandes retos sobre el que Park Chan-wook hacía hincapié era la necesidad de dotar al relato de una atmósfera fuera de cualquier tiempo y espacio, a pesar de que se desarrolla en la actualidad y en los Estados Unidos. Era una manera de dotar a la película de una dimensión sobrenatural,

Nicole Kidman y Matthew Goode en Stoker

Pudimos hacer eso porque el reparto es muy pequeño. Hay muy pocos actores y la mayoría de la acción ocurre en la casa. Vi un ambiente atemporal, austero y artificial, centrado siempre en los personajes. Había muy pocas referencias a la época en la que vivimos. (…) La casa en sí es un personaje. Es un lugar de otro mundo. La idea original era un gran castillo gótico. Pudimos mirar como 80 casas diferentes de incontables estilos y tamaños, pero lo que teníamos en mente no existía en Nashville.

La casa como nido, los personajes como pájaros

Encontrar una casa a la medida del relato era una de las preocupaciones del cineasta. Para él, sus protagonistas femeninas eran como una reina y una princesa de cuento que había sido apartadas del mundo exterior por un rey sobreprotector. Edificada en 1920, la mansión escogida estaba ubicada en unas despejadas colinas ondulantes de Nashville, con un arroyo y extensos jardines en los que pudiera perderse India. La casa era bastante más pequeña de lo que Park tenía en mente en un principio, pero tenía todos los elementos que necesitaba, incluyendo una escalera, esencial para la secuencia en la que se establece el equilibrio de poder entre India y Charlie.

Stoker

Durante seis semanas, la diseñadora de producción y su equipo trabajaron para transformar una casa tradicional en la mansión de los Stoker, con una renovación de arriba abajo. Sin descuidar detalle alguno, lo que incluía el color y el estilo, detalles en las paredes, objetos en el escritorio de Richard e incluso artículos de baño, tal y como confirma Costigan.

Encontrar la casa que tuviera la estética perfecta para una arquitecto y un miembro de una antigua familia rica americana fue un desafío muy específico. La casa está escasamente amueblada, con objetos impecables que representan la riqueza de la familia. Se eligió cada elemento con mucho cuidado, pues la percepción de los detalles del director Park es muy aguda. Hay una filosofía detrás de cada elemento.

Los trofeos de caza que consiguieron India y su padre, muchos de ellos aviares, están expuestos en la casa, contribuyendo al concepto que tiene la diseñadora de producción de la casa como un diorama.

Park Chan-wook y Mia Wasikowska en el rodaje de Stoker

A menudo hablamos de la casa como de un nido desenmarañado y de los personajes como pájaros. “Evie es un pavo real, el tío Charlie es la mamá gallina e India el polluelo. Todos están dentro de este diorama de la casa. Y de nuevo volvemos a la idea central de la caza y a la imagen del director Park que tenía de India como un polluelo saliendo del huevo. (…) Park quería desestabilizar un poco al público. La casa es bastante elegante, pero también da la sensación de ser como una cárcel. En las habitaciones de la planta baja, los colores son muy fríos. Para crear esa idea de enclaustramiento, hay muchos elementos lineares en el papel y los paneles de las paredes. (…) India como personaje es simetría, orden y patrones. Evie es lo contrario, es asimétrica, desordenada y un poco más caótica. Las habitaciones no podían ser más diferentes. La habitación de India tiene un papel de pared con estampados amarillos y objetos perfectamente alineados, mientras que la habitación de Evie es como un invernadero descuidado.

Nicole Kidman en Stoker

Los diseñadores de vestuario, Kurt Swanson y Bart Mueller, llevaron la inusual paleta de colores de Thérèse DePrez al armario también. Al principio de la película, India lleva un vestido amarillo pálido, que simboliza su inocencia. Los vestidos de India están inspirados en el artista Balthus. Evie es un pavo real atrapado en su jaula durante su periodo de duelo, vestida con modelos ajustados y acicalados marcando su silueta. Como un pavo real, su plumaje se abre en señal de alerta ante el tío Charlie hasta que al final se vuelve completamente vulnerable, con la piel desprotegida y el pelo suelto y revuelto. Por otro lado, el estilo elegante del tío Charlie recuerda a Cary Grant en los años 50. El máximo exponente de esto lo encontramos en su jersey de cachemir y, por supuesto, en sus zapatos Saddle. El resultado final es un aspecto extrañamente familiar y a la vez un poco desconcertante; completamente contemporáneo y a la vez desubicado en el tiempo y el espacio.

(Balthe ) Pintó todos estos cuadros de niñas pequeñas con chaquetas y faldas, quedándose dormidas y de gatos durmiendo la siesta en sofás; y ésa fue nuestra inspiración para India.

De la caza a la presa

Impresionado por el trabajo de Clint Mansell para películas como Pi, Requiem for a dream, Moon, o Black swan, Park Chan-wook le ofreció componer la banda sonora de su película tras acudir a una de sus actuaciones en el club Largo, en Los Angeles. Admirador de películas como Oldboy y Bakjwi (Thirst), no se lo pensó dos veces.

Mia Wasikoeska y Dermot Mulroney en Stoker

Acepté el trabajo porque quería trabajar con el director Park. Siempre estoy buscando sensaciones y experiencias diferentes de las que sueles encontrar en la mayoría de las películas. Stoker cumplía los requisitos. (…) (Park) es un hombre muy tranquilo, pero muy centrado en su trabajo. Aunque sus apuntes fueran muy pequeños, tenían un gran impacto en la banda sonora. Sabe lo que quiere, pero está siempre abierto a nuevas ideas, así que trabajar con él ha sido realmente gratificante. (…). Mi objetivo principal es siempre crear música que sirva a la película. Pero siento que hago mejor mi trabajo cuando conecto con la película, de manera que la música que creo llega a ser algo personal para mí”.

La primera vez que Park Chan-wook escuchó la música de Clint Mansell se produjo al hacer el tráiler de Sympathy for Mr. Vengeance. El editor le propuso una pieza de la banda sonora de Pi y el cineasta se quedó atónito, pero no pudo conseguir los derechos para utilizarla en aquel momento.

Curiosidades de Stoker 13

Clint da vida de una manera exquisita a la textura de todos y cada uno de los instrumentos. No impone por la fuerza ninguna emoción a nadie. El piano, los instrumentos de cuerda y de percusión y las voces parecen hablar cada uno de emociones distintas y se unen para crear una nueva emoción tan compleja que resulta imposible expresarla con palabras. Y esta música, al final, es hermosa. Emocionante, maravillosamente emocionante; triste, maravillosamente triste y espeluznante, maravillosamente espeluznante. (…) No sólo coincidimos en este aspecto, sino también a la hora de crear una sensación de movimiento al confeccionar todo el conjunto. Es como bailar: movimiento elegante hacia adelante y hacia atrás, giro, salto, aterrizaje en el suelo para dar una vuelta, zapateo, levantarse y al final de nuevo hacia adelante y hacia atrás… elegante como un gato.

Si bien Clint Mansell es el autor de la banda sonora, no todas las piezas son obras suyas porque en una secuencia clave se cuela una pieza hipnótica escrita para la película por Philip Glass.

Mia Wasikowska y Matthew Goode en Stoker

Siempre he soñado con trabajar con el maestro [Glass]. (…) Me puse un poco nervioso, pero fue muy amable y cercano. Incluso cuando le pedía que cambiara alguna parte de aquí y otra de allí, nunca se molestó o enfadó. La pieza final es dramática pero hermosa, y creo que la escena del piano es una verdadera joya.

Una secuencia tan turbadora como difícil de rodar para la que Mia Wasikowska recibió un curso intensivo de tres meses para aprender a tocar el piano.

Aunque no había ningún diálogo, nos llevó un día entero grabar la escena. Es una pieza musical poderosa y emocional. Simplemente me dejaba llevar por la música y así es como salió la escena. Para mí fue el mejor día de grabación.