El festival de Cannes es, ante todo, cine. Pero también deja anécdotas a su margen, siempre relacionadas con el cine, pero también ajenas a la pantalla. Así, tras una visión del palmarés y un balance de la calidad cinematográfica de las obras presentadas en el festival, aquí realizo un repaso a las anécdotas de Cannes 2013, que en ocasiones hacen que la propia realidad sea un reflejo de la ficción:

Una rueda de prensa polémica

Anécdotas de Cannes 2013

Este año no ha habido un Lars von Trier y, por lo tanto, estamos alejados de los escándalos y de los títulos de "persona non grata". Sin embargo, la prensa ha tratado de buscar un heredero en Cannes 2013, y han centrado su mirada, curiosamente, en Roman Polanski. Porque este director polaco ha lanzado declaraciones que los medios han denominado como antifeministas. No en vano, La Venus à la fourrure es una película que utiliza una novela del escritor que dio lugar a la palabra "masoquismo" para realizar un film sobre el sexismo y los roles de dominación en relación los géneros. Polanski da la vuelta a la jerarquía tradicional, y al final la actriz toma el poder sobre el director, señalando una inversión de la convención en dos sentidos: el actor se convierte en autor al mismo nivel que el director, y la mujer adquiere un poder sobre el hombre. Pero con esta película no parecía buscar la igualación, sino una diferencia entre géneros que no implica sumisión, sino lucha eterna. Estas son las palabras, que en mi opinión, la prensa ha vuelto a sobreinterpretar, como ya ocurrió con von Trier en 2011:

Intentamos igualar los géneros, eso es totalmente idiota (...) creo que es una pena que ofrecer flores a una mujer se haya convertido en algo indecente.

Una gala con un toque de esperpento

Anécdotas de Cannes 2013

La gala de clausura parecía condenada a la correción y a un cierto toque hortera y excesivamente francés con la presencia de Audrey Tatou como presentadora. Pero la superficie de encanto se rompía con los invitados que llegaban a presentar los premios concretos: a la gala llegó una Kim Novak con 80 años y una voz rasgada a lo Bonnie Tyler e incluso hubo un aire español con la irrupción en el escenario de Rossy de Palma, muy admirada por la cinefilia francesa y que creó un toque teatral en la entrega del premio. Una lisístrata ibérica, con poses de dibujo de vasijas griegas, que sedujo al espectador con su desparpajo. Pero la gran polémica llegó de Asia Argento, la hija del director italiano Dario Argento, quien fomentaba un erotismo exagerado en la gala para provocar el estallido de risas de los espectadores. Los labios modelados como un beso en mitad de su discurso, o el dedo corazón alzado frente a la prensa en la alfombra roja, son síntomas de su carácter polémico. Además, le dio el premio al mejor guión a Jia Zhang Ke, quien salió al escenario con una parsimonia que contrastaba con el erotismo de Asia.

Anécdotas de Cannes 2013

Las amistades creativas

Algunos de los momentos más bellos que ha dejado el festival es el descubrimiento de algunas amistades creativas entre directores, que se fundan en mutuas dedicatorias y, a la vez, en influencias y colaboraciones. Y la más curiosa es la amistad, fundada en mutua admiración, que existe entre Nicolas Winding Refn y Alejandro Jodorowsky. Y es que no puede haber un cine más diferente entre sí, aunque cuando se asiste a Only God Forgives o a cualquier film de Winding Refn, hay una vertiente sagrada, a través de la estética hipnótica, que puede aproximar su cine a la psicomagia y el misticismo de Jodorowsky.

Anécdotas de Cannes

Y es que, cuando Jodorowsky presentó en la Quincena de realizadores La danza de la realidad, Nicolas Winding Refn salió al escenario a apoyarlo en el coloquio con el director. En la charla, Jodorowsky afirmó que Winding Refn era el mejor director vivo en la actualidad; y esta frase tiene su eco en dos producción: por un lado, en el documental sobre la obra no realizada de Jodorowsky, Jodorowsky´s Dune, Winding Refn ofreció declaraciones acerca del proyecto en una entrevista y habló sobre las posibilidades no realizadas de esta adaptación de Dune; por otro lado, Only God Forgives está dedicada a Alejandro Jodorowsky en los créditos finales, y además su nombre aparece en tailandés, pues así de radical es la propuesta de Winding Refn. Una película que, además, fue abucheada en su primer pase para la prensa a las 8.30 de la mañana.

Y otro bello homenaje es al que asistí en la proyección de Les salauds, de Claire Denis: ella dedicó la película a Leos Carax, de quien parece haber obtenido cierta influencia en la libertad de sus temas y en la narrativa desligada de lo lineal. Y en la proyección estaba Leos Carax sentado junto a Kyle Minogue, quienes parecen haber iniciado una fuerte amistad tras Holy Motors: ¿los veremos en nuevas obras juntos? Sea lo que sea, es bello ver a la directora y al homenajeado en una misma sala, disfrutando de la primera proyección del film en el festival.

Anécdotas de Cannes 2013

Cannes es también un thriller

Cannes es el cine más grande del mundo, con múltiples salas en constante proyección e incluyendo una de las salas más amplias, el teatro Lumière, con 2100 asientos. Pero, aunque Cannes es el espacio de proyección, en ocasiones también se convierte en un escenario cinematográfico. Y, en esta ocasión, la población se ha convertido en un thriller, rompiendo así las barreras entre la relación y la ficción. Porque se han producido varios altercados que merece la pena citar. En primer lugar, ha tenido lugar el robo más cuantíoso de la historia del festival, o mejor dicho, dos robos que han batido sucesivos récords en el precio de las joyas tomadas por los ladrones. Porque el primer día saltaba la alarma con el robo, en un céntrico hotel, de joyas por valor de 1 millón de dólares; pero esta cifra elevada, récord hasta ese momento, fue batida de nuevo el día 21. Ese día, un collar valorado en 2,5 millones de dólares fue sustraído de una joyería, convirtiendo así la ciudad en los decorados de una película de robos.

Pero también hubo espacio para el terror, pues durante una entrevista a Christoph Waltz en el espacio Canal +, asaltó un hombre la tertulia con pistola en mano y disparó varias veces al aire. En su mano portaba una granada y todos los integrantes del diálogo salieron corriendo del lugar; después se descubrió que eran balas de fogueo y una granada falsa, de modo que era más una amenaza que una realidad.

Las estrellas brillan todavía en la noche

Anécdotas de Cannes 2013

Pero Cannes no se alimenta, únicamente, de actualidad, y también dispone de espacios para ser transitados por la historia del cine. De hecho, hay una sección llamada Cannes Classics, que dispone de fondos para la restauración de películas del pasado, y durante el festival se proyectan, en numerosas ocasiones con la presencia del director o de los actores que quedan vivos para presentar la película. Y, sin duda, uno de los momentos más sublimes del festival fue asistir a una proyección de Vertigo, de Alfred Hitchcock, con Kim Novak en la sala, quien decidió volver a verla, 55 años después de su estreno, junto con el público del festival. De hecho, al día siguiente otorgó uno de los premios del Palmarés en la gala de clausura del festival. Debió de ser una experiencia que generase un shock en la actriz, pues se vio en un espejo rejuvenecida más de 55 años, y queda la duda de qué pensaría, si en la cercanía de la muerte o en la belleza de su juventud. Sea lo que sea, lo cierto es que todos salimos afirmando que Vertigo merecía la Palma de Oro, pues hay películas que quedan como mitos y bisagras en la historia del cine, y son siempre actuales en cada proyección. En la presentación, habló sobre la película:

Alfred Hitchcock, al contrario de lo que se ha afirmado sobre él, era un excelente director y una mejor persona. Sus películas nacen porque él era de un gran corazón. Y James Stewart es encantador, es el vecino que siempre desearías tener al lado de tu hogar.

Pero no fue Kim Novak la única visitante del festival, pues Alain Delon se trasladó, el mismo día, para presentar A Plein Soleil en la salle Debussy. Y el propio Bernardo Bertolucci llegó, en silla de ruedas, para presentar ante el público una versión en 3D de El último emperador, precisamente un año después de volver al festival con un nuevo film, Io e te.