Quién iba a pensar que la juerga que se pegaran estos "notas" en Las Vegas iba a dar para tanto. El caso es que después de que con The Hangover Part II alcanzara la nada despreciable cifra de 581 millones de dólares de recaudación, no debe extrañar que el tercer episodio dirigido por Todd Phillips sea uno de los estrenos más esperados de esta primavera, en el que, además, nos lleva de vuelta al principio: Las Vegas, pasando por Tijuana. Protagonizada de nuevo por Bradley Cooper, Zach Galifianakis, Ed Helms, Justin Bartha y Ken Jeong, se les unen aquí las nuevas, orondas y prometedoras presencias de John Goodman y Melissa McCarthy, tal y como podemos ver en el último tráiler de The Hangover Part III.

Cartel para el tráiler de The Hangover Part III

No cabe duda de que en las diferentes piezas de promoción ya hacen gala del buen sentido del humor que caracteriza las películas, algo que se desprende del hecho de que hayan llegado a parodiar uno de los carteles del último capítulo cinematográfico de Harry Potter, y no sólo emulando su cartel, sino hasta apoderándose de su eslogan: "It All Ends". Si prestamos atención a lo que se ve a lo lejos de las caras de Jeong y Galifianakis, quizás podamos intuir a lo que se refieren con lo de una "épica conclusión". Cuando la primera empezaba con una boda, la tercera lo hace con un funeral, el del padre de Alan, que cae en una crisis y, como es evidente, sus amigos tendrán que hacer todo lo que esté en su mano para animarle un poco y ayudarle a superar el mal trago, en lo que será el fin apropiado para esta "ópera en tres actos de violencia, caos y malas decisiones".

Por el camino hemos visto cómo sus protagonistas conseguían consolidar sus respectivas carreras, en parte gracias al éxito de la trilogía. Quizás no sea el caso de Ed Helms, que arrastraba una larga trayectoria, aunque se prodiga más en la televisión que en el cine a través de una serie como The Office, pero sí en lo que respecta a los otros dos. En lo que respecta a Zach Galifianakis sí ha pasado de ser un actor de carácter en películas como Into the Wild, What Happens in Vegas, Gigantic o Up in the Air, a ver como su personaje de Resacón en Las Vegas, como se le denomina en España, le reportaba gran reconocimiento e impulsaba su carrera hacia personajes de mayor peso en películas como It's kind of a funny story, Due Date -de nuevo dirigido por Todd Phillips-, o The Campaign. El caso de Bradley Cooper todavía resulta más interesante si tenemos en cuenta que después de haber participado en filmes como Limitless, The Words o The Place Beyond the Pines -todavía sin estrenar en algunos países-, que conseguía con su personaje en Silver Linings Playbook una nominación al mejor actor protagonista.

John Goodman en un cartel de The Hangover Part III